Ir al contenido principal

El verdadero camino



PALABRAS TRANSFORMADORAS - EL VERDADERO CAMINO


Por: Fernando Alfredo Campeotto
Escrito originalmente para “Palabras Transformadoras”
Se publica con permiso.


“Hay cambios que no dependen de vos, pero otros sólo se producirán por tu decisión”.



“Todos los caminos conducen a Roma” pero no todos los caminos conducen a Dios. Hay caminos que nos parecen correctos en su comienzo pero su final es tristeza y destrucción. Debemos cambiar la dirección de nuestra vida. Para saber cuál es el camino, debemos saber primero a dónde queremos llegar. Hoy, muchos de nosotros transitamos distintos tipos de caminos pero sin haber definido claramente a dónde nos llevan. Algunos escogen el camino por el camino en sí mismo y no porque los conduzca a donde desean, sino porque el camino les pareció el más conocido, más lindo, fácil, más cómodo, etc. Ahora, el problema aparece cuando el destino final no era la voluntad de Dios para nuestra vida. La clase de camino que elijamos para vivir, determinará la clase de vida que tendremos.

Primero debemos definir a dónde queremos llegar, para recién después emprender el camino más adecuado para llegar allí. En este sentido, la Biblia menciona dos tipos de camino, el ancho que lleva a la perdición y el angosto que lleva a la salvación. “Entrad por la puerta estrecha; porque ancha es la puerta, y espacioso el camino que lleva a la perdición, y muchos son los que entran por ella; porque estrecha es la puerta, y angosto el camino que lleva a la vida, y pocos son los que la hallan”. (Mateo 7.13-14). El camino ancho es el fácil, que termina haciéndote la vida difícil. El camino angosto es el difícil, que termina haciéndote la vida fácil. El camino fácil es no perdonar al que nos ofendió, pero esto nos hace la vida difícil, llenándonos de amargura, enojo y depresión. El camino difícil es perdonar aun al que no se lo merece, pero esto nos hace la vida fácil, dándonos libertad y siendo nosotros los más bendecidos…, hay muchos más ejemplos…, deberíamos preguntarnos: ¿Qué camino estoy siguiendo?, ¿Quiénes son aquellos que siguen mi camino a modo de ejemplo?, ¿Estoy llevando por el buen camino a las personas que amo?

Aviso Legal: La imagen que ilustra el presente artículo no es original de nuestro sitio y se incluye con fines estrictamente educativos y didácticos.
Si por alguna razón no debiera estar, favor comuníquese a laroca.ministeriointernacional@gmail.com
Todos los derechos reservados.

Comentarios

Los más vistos del mes

TRANSITANDO CON LA ANGUSTIA II

"DÍA DE LA MADRE" en Argentina

Hijo mío, escucha las correcciones de tu padre y no abandones las enseñanzas de tu madre. Proverbios 1:8 (NVI)
"Día de la madre"

PEDIR PERDÓN y PERDONAR

¿pasa algo si no obedecemos en esto?

Por: Pastor Diego Brizzio
Iglesia Cristiana Evangélica "Sígueme"
España 155 - Godoy Cruz - Mendoza - Argentina