Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando las entradas de septiembre, 2012

Llevando la cruz

Llevando la cruz Escrito originalmente por Luis Caccia Guerra para www.devocionaldiario.com
H ace un tiempo, un querido amigo me envió un mail en el que se veía a unas personas, cada una llevando una pesada cruz. Una de ellas le dijo al Señor que quería cortarla un poquito así podría llevarla mejor. Con la misma excusa, cortó la pesada madera varias veces hasta hacerla convenientemente llevadera. Pero cuando todos llegaron a un abismo, la usaron como puente y pudieron cruzar, mientras que el que la había cortado se tuvo que quedar en el camino. La había cortado tanto que no le alcanzaba el largo para usarla de puente y llegar a la otra orilla.
No son muchas las cargas que tengo en lo personal, pero sí pesadas. Me causan dolor, zozobra, profunda tristeza, frustración, desaliento… culpa también. Mantengo reserva al respecto, no con la intención de ocultar algo, ni por hipocresía, ni por llevar una doble vida; sino por respeto al amado lector, y si se quiere, también por pudor. ¡Menos mal q…

Sin intercesión

Sin intercesión Escrito originalmente por Luis Caccia Guerra para www.devocionaldiario.com


M ichael Renevier, pastor ministrando en Suiza, sufrió un terrible accidente automovilístico en el que perdió la vida su hija, una joven -casi una niña- de trece años. El sobrevivió a pesar de las espantosas quemaduras recibidas. Entre los innumerables interrogantes y dudas que generó el traumático evento respecto de su relación con Dios, su fe y ministerio; “¿qué pecado cometí?”, junto con los “¿cómo?” y los “¿por qué”? agobiaron y taladraron su mente y corazón durante largo tiempo sin respuestas.
“Tal vez porque la inercia de ciertos cristianos me había parecido un desafío al cual debía responder, había iniciado una acción en varios barrios de Lausana y su periferia. El objetivo había sido alcanzar a la gente en el lugar donde se encontraba. Venimos a ellos ya que ellos no venían a nosotros” escribió Michael. Las bendiciones y ecos de la campaña evangelística fueron enormes. Los testimonios de pe…

Las palabras del silencio

Las palabras del silencio Por Luis Caccia Guerra para: www.devocionaldiario.com
Hay silencios cómplices. Hay silencios que reconfortan, consuelan, transmiten cercanía, consuelo. Hay silencios capaces de transmitir un cálido abrazo sin usar los brazos. Hay silencios capaces de llenarle de ánimo al derrotado, levantar al caído. Esos silencios que sin palabras, emiten palabras dichas con sabiduría del Espíritu. Orientan, consuelan, infunden aliento.
Pero también hay silencios de muerte. Esos silencios que comunican oscuridad y fría soledad, zozobra, profunda tristeza, distancia. Esos silencios que sin palabras susurran con claridad al oído: “muy poco me importas”, “tengo prioridades y cosas más importantes que atender”. Esos silencios son el peor de los discursos. Justamente por ser silencios son los que más mal se interpretan.
Mientras alrededor nuestro hay seres que se desangran en un valle silente de lágrimas ensoledad; quienes hemos sido llamados a aportar consuelo al caído estamos d…