Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando las entradas de agosto, 2015

Ganar una vida

El Dios que nos ama

Por Jésica Andrea para: www.larocaministerios.blogspot.com
Cuán grande e infinito, es el amor de nuestro Señor. Muchas personas, que no son creyentes buscan una palabra o un mensaje de ánimo, de fuerza, esperanza que los ayude a seguir, a avanzar o quieren aprender más, escuchar y leer la palabra que nuestro Señor tiene para ellos y nosotros. Varias son las veces que me he preguntado qué significa el nombre de nuestro Dios, el Dios de todos y de todo. El domingo pasado estando en el culto de adoración, cantábamos una canción que en su estribillo decía Jehová Jireh, Jehová Nissi, Jehová Shalom, y siempre me gusta saber que palabras dice mi boca, por eso llegue a casa y me tomé un tiempo para buscar el significado de estas palabras. Jehová nuestro Dios, es llamado de distintas formas a lo largo de toda la vida desde que nos creó hasta ahora, es también conmemorado con diferentes nombres, pero todos estos representan lo que Él es. Dios significa: “existe” y “puede ser conocido”. E…

Cuatro cosas por las cuales agradecer

Por: Luis Caccia Guerra para www.devocionaldiario.com
Días, atrás pensaba en que si alguien me preguntara por qué estaría dispuesto a agradecer a Dios, hay cuatro cosas por las cuales sin duda, lo haría. En verdad, hay muchas más, pero me parece que todas se circunscriben a estas cuatro: Familia Trabajo Salud Ministerio No importa el orden en el que las menciono. No significa que sea una primero y otra después o más importante la primera que la última en enunciarse. En realidad están tan íntimamente concatenadas y ligadas entre sí que no puedo distinguir un orden físico.
Mi familia juega un papel decisivo en mi vida. Dicen que “detrás de todo gran hombre hay una gran mujer”. Con algo de humor, siembre digo que yo debo ser un hombre dos veces “gran”, ya que conmigo hay dos grandes mujeres por las cuales agradezco cada día de mi vida a Dios: mi esposa y mi hija. Me contienen mucho. Ellas conocen mis aristas más oscuras, los exabruptos cuando algo en la computadora se traba justo cuando la insp…

100 x 100 GRACIA

Por: Luis Caccia Guerra para www.mensajesdeanimo.com y para www.devocionaldiario.com
"Muchas gracias por tu saludo, gracias al Señor por bendecirme y poner en mi vida a una persona como vos y a mi madre. No solo eres un gran padre, sino también un amigo con el que tengo el placer y la felicidad de contar.
    Cariño inmenso. Dios te bendice."

El 20 de julio, en mi país y en unos cuantos más, se celebra el “Día del Amigo”. Ese día, los amigos –y los que no lo son tanto, pero que se parecen bastante a uno– acostumbran compartir regalos, saludos, mensajes, llamados telefónicos… e-mails. La transcripción es la respuesta de un mail que el “Día del Amigo” envié a unas cuantas personas. Entre todas ellas la incluí a mi hija. Tuve el elevado privilegio de recibir de ella esta devolución.
Muchas veces tengo intensos remordimientos. Yo sé delante de Dios que no he sido el padre maravilloso que parece al leer ese texto. A menudo la sobreprotegí, con mis actitudes y torpeza la hice sentir i…

Genuinos adoradores

Por: Luis Caccia Guerra para www.devocionaldiario.com
Hay varias pruebas de que el cristianismo sigue en pie, por supuesto, sin embargo, en las grandes catedrales e iglesias hay más probabilidades de encontrar grupos turísticos japoneses que adoradores.” Philip Yansey.
El concepto de fondo que uno de mis autores favoritos aborda en este valiente comentario, es absolutamente válido. No importa si el templo es chiquito o se trata de una enorme catedral. El sitio físico es lo de menos. A Dios se lo puede adorar en cualquier parte y no sólo cantar, postrarse o elevar las manos implica necesariamente un acto de adoración.
Blaise Pascal escribió: “Señor, ayúdame a hacer las grandes cosas como si fueran pequeñas, porque las hago con tu poder. Ayúdame a hacer las pequeñas cosas como si fueran grandiosas, porque las hago en tu nombre.”
De modo que un simple acto de generosidad y altruismo con el prójimo en la calle, una oración desesperada en medio de la dificultad, simplemente bajar la mirada c…

Sal de la tierra

Por: Luis Caccia Guerra para www.destellodesugloria.org Un creyente nunca es un elemento neutro dentro de una comunidad. Una iglesia, aunque no haga nada, tampoco lo es.
Había un barco en alta mar a punto de zozobrar en medio de una espantosa tempestad. Los marinos asustados trabajaban denodadamente sin éxito mientras las olas embravecidas anegaban la embarcación. Uno solo de ellos era creyente, aunque alejado de Dios hacía mucho tiempo.
Desesperado alzó la mirada hacia el negro cielo y clamó: “¡Señor! ¡Hace quince años que no sé lo que es orar, ni leer una Biblia!. ¡Pero te prometo que si me sacás de ésta, no te vuelvo a molestar por otros quince años más!!!”
Algo parecido pasaba con Jonás. El barco en el que viajaba se hundía en medio de la tormenta mientras él dormía. Era el único creyente en Dios a bordo de esa embarcación. Cuando lo llamaron a ver si podía hacer algo, dice la Escritura que:
Jonás contó a los marineros que él estaba huyendo del Señor, y ellos, al oírlo y al ver que…