Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando las entradas de enero, 2013

¿Planear o volar alto?

¿Planear o volar alto? Por Luis Cacciaguerra para www.devocionaldiario.com
H ay personas que dada su extraordinaria capacidad y practicidad son capaces de hallar una solución para cada problema. Son esas personas que gozan de cierto éxito, que reman con efectividad por las adversidades de la vida. En cambio hay quienes tienen un problema para cada solución.
He conocido gente así. Siempre buscando la complicación a todas las cosas. Toda la vida estudiando, haciendo planes. Eximios estudiantes en las escuelas, academias, universidades, pero pésimos actores en el escenario de la vida.
No puedo menos que sentirme identificado con éste último grupo. Cuando cerró este año recientemente pasado, me pregunté: “¿Qué pasó con mis sueños?”. Uno de los síntomas de depresión –no el único ni lo que define ese estado, claro está– es no tener deseos por nada, proyectos de vida, haber renunciado a los sueños.
Parafraseando a nuestro genial Quino, tal vez me pasé la vida “planeando” sin atreverme a volar má…

Con los brazos abiertos

Con los brazos abiertos Por: Luis Caccia Guerra para www.devocionaldiario.com
L os brazos abiertos generalmente son símbolo de entrega, de brindarse; de intención, del ofrecimiento de un abrazo o esperar la respuesta de uno. Pero el gesto, sin importar la dirección ni el objeto afectivo siempre lleva implícito el hecho de darse a sí mismo sin reservas. Un abrazo es capaz de trasmitir lo que no transmite un beso, una caricia u otras expresiones afectivas. Un abrazo es profundo, es acercar el alma a la del otro. Poner corazón con corazón. Inspira seguridad, sensación de protección, cercanía.
Como seres humanos y creyentes, necesitamos el amor. Si necesitamos tanto brindar como recibir amor, también necesitamos un abrazo. Un abrazo comienza, se ofrece, se demanda, se revela su intención, con un gesto inicial: los brazos abiertos. Un bebé lo sabe instintivamente. Abre sus bracitos cuando necesita el cálido y protector abrazo, la cercanía de papá o mamá.
Inclusive hay quienes ven en un abrazo …

Creo, por eso a veces dudo

Creo, por eso a veces dudo Por: Luis Caccia Guerra para www.devocionaldiario.com
“Proposición que se asienta por firme y cierta y como principio innegable de una ciencia”. “Fundamento o puntos capitales de todo sistema, ciencia, doctrina o religión”.
Son algunas de las acepciones que el diccionario de la R.A.E. asigna a la palabra “dogma”.
Es decir: “esto es así y no de otra manera”.
Nuestra fe no se trata de la aceptación pasiva y/o sumisa de un conjunto de enunciados y/o bases establecidas por la institución religiosa o sus pastores, sobre la iglesia, la vida, Dios y la espiritualidad; sino que resulta ser más bien, el acto voluntario de hacerse con “la certeza de lo que se espera, la convicción de lo que no se ve” (Hebreos 11:1).
Es por eso que a veces, debo reconocer que la duda me inquieta. Y en este sentido, debo reconocer, además, que ha habido períodos en mi vida donde he disfrutado y gozado de una íntima comunión con Dios. Otras veces, en cambio, la relación con El ha sido tensa, …