Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando las entradas de enero, 2012

Huesos secos

Huesos secos
Por: Luis Caccia Guerra

Originalmente escrito para www.mensajesdeanimo.com
Autorizado para ser publicado en:
www.laroca-ministerios.com.ar, www.larocaministerios.blogspot.com



Hace unos días tuve oportunidad de escuchar un vibrante mensaje sobre el cap. 37 del libro de Ezequiel. Si bien su sentido y enfoque fueron diferentes a éste, la lectura del pasaje bíblico me aportó nuevas esperanzas y renovada energía a mi alicaído espíritu.

El profeta se encuentra en medio de un campo lleno de huesos secos y esparcidos. De repente cada uno de estos huesos comienza a unirse con sus correspondientes, Dios hace crecer nervios, carne y finalmente sopla aliento de vida en ellos, hasta quedar formado todo un ejército, una muchedumbre.

Más allá de toda consideración, simbolismo o interpretación del pasaje, si hay algo que me quedó absolutamente en claro, es que Dios tiene el poder de convertir todo un campo de huesos secos en un ejército viviente. Como en la profecía, es Su Soberana Palabra l…

Cuando la bendición se convierte en ídolo

Cuando la bendición se convierte en ídolo
Por: Luis Caccia Guerra

Escrito originalmente para www.devocionaldiario.com
Autorizado para ser publicado en:
www.laroca-ministerios.com.ar, www.larocaministerios.blogspot.com

Hace unos días escuché un mensaje de esos que te llegan muy a lo profundo del corazón. Quise compartirlo con nuestros amados lectores, ya que es también una experiencia por la que ha pasado quien esto escribe. Dicho sermón abarcaba unos cuantos temas, pero uno de ellos me tocó de una manera muy particular y es el que da título al presente devocional.

Nunca me hubiera imaginado que una bendición de Dios podía ser transformada en ídolo.

Carlos, obrero de muchos años en las lides del Señor y pilar en esa congregación; que dicho sea de paso, ha sido de mucha bendición para mí y mi familia;  hablaba de cómo su amada nietita le inspiraba, le daba fuerzas para continuar a pesar del cansancio y las dificultades. Esa niñita era su “motor” de vida. Un día enfermó gravemente a raíz de un…

A pesar de todo

A pesar de todo Por: Jésica Caccia Guerra originalmente escrito para: www.laroca-ministerios.com.ar; www.larocaministerios.blogspot.com
A pesar de que a veces el viento sopla en contra nuestra, que el mar nos golpea con fuerza; que nos caemos y no sabemos cómo levantarnos.
Cuando los sueños se rompen y los damos por perdidos; que creemos que está todo perdido y no hay solución a lo que nos pasa.
No estamos siempre al final del túnel. Hay una luz que nos guía. Cuando se cierra una puerta, se abren otras. Porque el amor se hace aún más fuerte, porque la unión permanece intacta. La pasión nos llena de energía y valor.
Y Dios… Dios siempre está con nosotros en las buenas y en las malas etapas de la vida.
Soñar es hermoso porque de los sueños se construye la vida. De los sueños se aprende a volar. De los sueños se aprende a luchar… No basta esperar a que llegue la noche y cerrar los ojos… sino imaginar qué visión queremos y tenemos para el mañana.
No compitas con el mundo ni trates de ser mejor q…

Hoy quiero tomarme de tu mano

Hoy quiero tomarme de tu mano Por: Luis Caccia Guerra para http://www.devocionaldiario.com/
Autorizado para ser publicado en: www.laroca-ministerios.com.ar www.larocaministerios.blogspot.com
Cuando era un niño me gustaba caminar tomado de la mano de mi madre. O si no, metía mi mano entre su codo y antebrazo y caminaba prácticamente “colgado” de ella. A veces era una verdadera molestia para ella, si venía del supermercado cargada con bolsas o con cosas en las manos, pero igualmente me las arreglaba siempre para andar colgado de ella. Este hábito me infundía seguridad, tranquilidad.
Recuerdo una época en que los fines de semana, ella iba a la casa de un pariente. Al atardecer, nos veníamos caminando de vuelta a casa. Era una caminata como de media hora, tal vez cuarenta minutos. Y yo colgado de ella, como siempre. No importa si a veces conversando, o a veces en silencio; la cosa es que disfrutaba mucho ese tiempo con ella. A pesar de ser un niño pequeño, caminar junto a ella hacía que no exis…
Sal de la tierra
Por: Luis Caccia Guerra para www.devocionaldiario.com

Autorizado para ser publicado en:
www.laroca-ministerios.com.ar; www.larocaministerios.blogspot.com

Había en la India, un comerciante que en su negocio tenía una caja de esas tipo alcancía, para que la gente depositara algún dinero. En ella se podía leer algo así como: “Fondo para la alimentación de las vacas”. Es sabido que en la India, la vaca es un animal sagrado. El dinero recolectado en esa caja estaba destinado justamente a proveer alimentación a las vacas.

Un misionero le preguntó un día al propietario de  aquel negocio, qué se hacía por los niños huérfanos. “–Nada”, contestó. –“No tenemos por qué alimentar ni cuidar de esos niños que seguramente están así porque en su vida anterior deben haber hecho algo terrible”. Esto ocurre aún hoy en nuestros días.

Yendo más atrás en el tiempo, hallamos culturas como la de los romanos, que podían disponer de la vida de sus hijos como si fuera de su propiedad y resolver su mu…

El amargo sabor de la victoria

El amargo sabor de la victoria
Por: Luis Caccia Guerra originalmente escrito para www.mensajesdeanimo.com

Autorizado para ser publicado en:
www.laroca-ministerios.com.ar; www.larocaministerios.blogspot.com


Toda guerra tiene un elevadísimo costo para sus contendientes. Ni hablar de las consecuencias para quienes les toca perderla; pero aún el bando ganador tiene un elevado precio que pagar. Aún cuando las autoridades de este último logren capitalizar un alto rédito político, la erosión económico-financiera y las vidas humanas segadas por la contienda dejan profundas huellas por muchos años. Y esto es válido tanto para ganadores como para perdedores.

En términos individuales a las personas nos sucede más o menos lo mismo. Tenemos luchas, enfrentamos batallas. A veces contra nosotros mismos, a causa de malos hábitos, errores, equivocaciones que hemos tenido que lamentar durante largo tiempo. Otras veces, hemos sido objeto de ofensas, perjuicios, causados por otras personas de nuestro entorno.

Milagro de Luz

Milagro de Luz Por: Luis Caccia Guerra Originalmente escrito para: www.devocionaldiario.com Autorizado para ser publicado en: www.laroca-ministerios.com.ar www.larocaministerios.blogspot.com

Ten confianza, levántate, te llama! fueron las palabras con que animaron a Bartimeo el ciego a levantarse e ir al encuentro de Nuestro Señor (Marcos 10:46-52 RVR60).
Nada dice el Evangelio si Bartimeo era ciego de nacimiento o por alguna razón quedó así habiendo gozado previamente del sentido de la vista durante una parte de su vida. Unas cuantas versiones dicen simplemente: “Señor, quiero ver, que vea”. Otras, en cambio dicen “Que recupere, que recobre la vista, quiero ver de nuevo”; que no es lo mismo.
Lo cierto es que más allá de las versiones y de toda consideración teológica, veo en este pasaje de las Escrituras uno de los más dulces y por cierto, bellos y significativos milagros de Nuestro Amado Señor. Nada más ni nada menos que llevar luz a quien permanece en tinieblas.
Pero también veo en este pas…

Sonidos del silencio

Sonidos del silencio Por: Luis Caccia Guerra para: http://www.mensajesdeanimo.com/ Autorizado para ser publicado en: www.laroca-ministerios.com.ar www.larocaministerios.blogspot.com

Tal vez algo contradictorio el título … ¿cómo puede haber sonidos en el silencio? O tal vez suene un tanto poético, si se quiere. Lo cierto es que el silencio puede resultar mucho más revelador y hablar más fuerte que multitud de palabras.
Hay personas que no lo toleran. Les infunde miedo, mucho temor. Cuando están solas en casa encienden compulsivamente una radio o inclusive, el TV; que aunque no lo estén mirando, ya el sólo hecho de tener algún sonido en casa, “les resulta de compañía”.
De hecho los pretensos astronautas durante su fase de entrenamiento son sometidos a “pruebas de silencio”, ya que en el espacio exterior se van a encontrar con el más denso mutismo. Sólo el sonido de su corazón al latir, su propia respiración es todo lo que van a poder escuchar durante prolongados períodos. Algunos no lo soport…