Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando las entradas de diciembre, 2013

La paciencia de Dios

La paciencia de Dios Por: Luis Caccia Guerra para www.devocionaldiario.com

Me emociona el carácter de Dios y su paciencia unida a su gran y profundo amor. Lo demostró con el pueblo de Israel, que frecuentemente hacía lo que le venía en gana. Dios había hecho prodigios y milagros para favorecerlos a ellos y sin embargo, una y otra vez ellos se apartaban de El en su rebeldía, desprecio e ingratitud.
Les diste pan del cielo en su hambre,y en su sed les sacaste aguas de la peña;y les dijiste que entrasen a poseer la tierra,por la cual alzaste tu mano y juraste que se la darías. Mas ellos y nuestros padres fueron soberbios,y endurecieron su cerviz,y no escucharon tus mandamientos. No quisieron oír,ni se acordaron de tus maravillas que habías hecho con ellos;antes endurecieron su cerviz,y en su rebelión pensaron poner caudillo para volverse a su servidumbre.Pero tú eres Dios que perdonas,clemente y piadoso,tardo para la ira,y grande en misericordia,porque no los abandonaste. Además,cuando h…

Ante tí Señor

Ante ti, Señor Por: Luis Caccia Guerra para www.devocionaldiario.com

Días pasados miraba por televisión uno de esos mega-desfiles de modas realizado hace poco en mi ciudad. ¿Qué tenía de particular? El lugar donde se celebraba: En el portal y escalinatas del Palacio de Gobierno de la Provincia.
Recordé entonces, que justamente en una de esas puertas por las que ahora entraban y salían las chicas del desfile, había conocido personalmente años atrás a quien en ese entonces era el Gobernador de la Provincia. Esa mañana realicé mis trámites en una de las oficinas de la Casa de Gobierno (tal es como se lo conoce a ese inmenso edificio construido en la década de los ‘60) y por alguna razón, tal vez por error mío, tal vez a consecuencia de un descuido de la custodia, no lo sé; a la hora de salir vine a dar desprevenidamente, con una de las puertas que habitualmente utiliza el Gobernador. Esa mañana, mientras yo me disponía a salir, él venía entrando. Me miró y me saludó respetuosamente. Creo…

En sus brazos

En sus brazos Por: Luis Caccia Guerra para www.devocionaldiario.com

El que habita al abrigo del Altísimo Morará bajo la sombra del Omnipotente. (Salmos 91:1 RV60)
Muchas han sido las veces que me asaltó la reflexión: ¿qué pasa si caigo? Y es que la sola idea de caer, en alguna oportunidad confieso que me obsesionó. No sé a ciencia cierta hoy, si fue por mi posición de liderazgo en la Iglesia en ese momento, la presión que ejercía el ministro, o que la simple idea de una caída en la fe, me quitaba el sueño. No importa las circunstancias, de cualquier modo, aunque muy íntima, esa actitud no hablaba biende mí. Algo podía no estar bien.
Irremediablemente, si piensas que vas a caer, no tengas duda de que eso es lo que pasará. Pero no funciona en sentido inverso. Tampoco se trata de la ilusa actitud de pensar en que “no voy a caer” y eso no pasará. Somos seres humanos inmersos en la naturaleza moralmente corrupta heredada de nuestro padre natural Adán,y como tales, aunque a unos cuantos no les …

Herramienta o chatarra

Herramienta o chatarra Por: Luis Caccia Guerra para www.devocionaldiario.com

En el sermón de hoy, el pastor recordó sus días de escuela técnica y también me recordó mis últimos años de escuela técnica.
¿Qué se podía hacer con un palo de madera dura de sección cuadrada, de unos cuatro centímetros de lado, una varilla de acero de sección circular de un centímetro de diámetro, un perfil redondo de poco más de tres cm de diámetro, más un clavo de acero?
Con un poco de creatividad, con las herramientas, los conocimientos y la habilidad adecuada, tal vez muchas cosas. Pero han transcurrido poco más de treinta años desde aquellos días, y aún hoy conservo en una de mis cajas de herramientas, donde guardo precisamente las herramientas pesadas, un robusto destornillador que viene conmigo desde aquellos días.
La madera cortada en la medida necesaria y debidamente torneada, se convirtió en el mango, la empuñadura. El perfil redondo de tres centímetros, también cortado en su justa proporción y …