Ir al contenido principal

Como el grano de mostaza

Por: Luis Caccia Guerra
Escrito originalmente para www.devocionaldiario.com
Se publica en los términos del uso legalmente permitido.



Decía también: ¿A qué haremos semejante el reino de Dios, o con qué parábola lo compararemos?
Es como el grano de mostaza, que cuando se siembra en tierra, es la más pequeña de todas las semillas que hay en la tierra; pero después de sembrado, crece, y se hace la mayor de todas las hortalizas, y echa grandes ramas, de tal manera que las aves del cielo pueden morar bajo su sombra.
(Marcos 4:30-32 RV1960)

Se han hecho varias suposiciones acerca de qué planta es la aquí mencionada. La que mejor se corresponde con la descripción es la sinapis nigra, una planta de mostaza común en Palestina. Sus semillas son extremadamente pequeñas y crece hasta llegar a ser un arbusto “árbol” de más de tres metros de altura, de manera que las aves pequeñas pueden refugiarse en sus ramas. (1)

En la parábola de la semilla de mostaza Jesús nos muestra la grandeza de lo pequeño. En lo meramente aparente, un grano de mostaza puede ser insignificante. No obstante, con el paso del tiempo esa pequeña semillita termina convirtiéndose en un árbol. Es cuando en las manos de Dios, lo pequeño resulta ser algo grande.

En julio de 1969 el ing. Neil Armstrong dijo: "-Un pequeño paso para un hombre, un gran salto para la humanidad" en oportunidad de ser el primer ser humano en poner un pie sobre el suelo lunar. Tenía clara la visión y la trascendencia de lo que estaba ocurriendo en ese momento.

En un mismo sentido, quienes hemos nacido de nuevo, dimos un pequeño paso de fe algún día. Fe como la de una semillita de mostaza al tomar la decisión de entregar nuestra vida rota en las dulces manos del Salvador. Un pasito pequeño para un hombre, un gran salto para la humanidad, toda vez que hoy conmemoramos en un acto sencillo, como la Cena del Señor, esa obra que Jesús hizo al morir en nuestro lugar a causa de la multitud de nuestras rebeliones. Es tan pequeño, tan sencillo, sin embargo es lo que hace la diferencia de aquí a la Eternidad.

Luego viene la plantita, la planta de fe. Es la fe que sirve para moldear una vida, la fe transformadora. Alguien dijo que no hay fe si no hay una vida transformada.

Y por último, el árbol. Ese árbol que da fruto, que da nuevas semillas, que cobija generosamente entre sus ramas a los pajaritos. Es la fe de las conquistas.

Naciste del otro lado. Dios te trajo aquí, te restauró, te dio una nueva vida, llenó tu camino de su Gloria. Y todo comenzó con un pequeño pasito, con una pequeña cuotita de fe, como un granito de mostaza.

Por tanto, es necesario que con más diligencia atendamos a las cosas que hemos oído, no sea que nos deslicemos. Porque si la palabra dicha por medio de los ángeles fue firme, y toda transgresión y desobediencia recibió justa retribución, ¿cómo escaparemos nosotros, si descuidamos una salvación tan grande? La cual, habiendo sido anunciada primeramente por el Señor, nos fue confirmada por los que oyeron, testificando Dios juntamente con ellos, con señales y prodigios y diversos milagros y repartimientos del Espíritu Santo según su voluntad.

(Hebreos 2:1-4 RV1960)

(1): Nuevo Diccionario Bíblico Ilustrado Vila-Escuain. Clie. Barcelona. 1985.

Aviso Legal: La imagen que ilustra el presente artículo es tomada de www.devocionaldiario.com
Todos los derechos reservados.

Comentarios

Los más vistos del mes

LA RELACIÓN AMOROSA I

Texto del mensaje compartido por el Pastor Diego Brizzio y Ricardo Palacio el 23/09/2018 Iglesia Cristiana Evangélica “Sígueme” España 155-Godoy Cruz-Mendoza- Argentina

Acceda al AUDIO de este mensaje haciendo click AQUÍ
La relación amorosa (I) Dios, el gran diseñador ¿De dónde estamos sacando nuestra manera de entender y de vivir la relación amorosa? ¿De la TV, de Internet, de los amigos y la calle, de la relación de nuestros padres y de los familiares? Eso puede ser muy grave. Hoy vamos a ver algo de lo que Dios dice sobre la misma. De allí tenemos que sacarlo. Eso nos hará felices a largo plazo. I.Les cuento un poco de mi relación amorosa: yo me convertí a los 16 años de edad. Obviamente, yo va venía mirando chicas, pero desde ahí empecé a buscar una chica cristiana. Buscaba en la iglesia, buscaba en los encuentros de jóvenes o conferencias, buscaba en los campamentos… buscaba en todos lados; andaba siempre con los radares alertas. A los 18 fui a San Luis, a una conferencia, y mis rad…

LA RELACION AMOROSA II

Texto original del mensaje compartido por Ricardo Palacio el 30/09/2018
Iglesia Cristiana Evangélica "Sígueme"
España 155 - Godoy Cruz - Mendoza - Argentina


Acceda al AUDIO del presente mensaje desde AQUÍ

Siguiendo con el tema de la Relación Amorosa, puntualmente hoy veremos el Noviazgo puntualmente. Pero antes, solo para recordar el último punto del mensaje pasado…que hacíamos en el tiempo previo cuando hay un sentimiento que perdura. ·Orar para que el Señor traiga Paz a Mi Corazón para decidir si acercarme · Acercarse a la otra persona y contarle sobre mi sentimiento. ·Contarle a Mis Papás. ·Hablarlo con un Consejero Cristiano. ·No confundir esta etapa con el Noviazgo. No actuar como Novios sino lo somos.
1.¿Cómo iniciar una relación amorosa seria, cuando todo lo anterior ha sido positivo? Se deja claro con la otra persona, con su familia y delante de la iglesia (no se hace nada a escondidas, se oficializa). Esto refuerza la seriedad y el compromiso.
Dice Hageo 1 Dice, meditad bi…

COMPARTIENDO DE JESÚS EN MI ENTORNO

Por: Pastor Carlos Musso
Iglesia Cristiana Evangélica "Sígueme"
España 155 - Godoy Cruz - Mendoza - Argentina