Ir al contenido principal

Buenas obras

Por: Luis Caccia Guerra


BUENAS OBRAS

En nuestro país, si encuentras un bebé abandonado en la vía pública, no puedes llevártelo a tu casa, adoptarlo por tu cuenta y darle una familia que cuide amorosamente de él. Es una buena obra, sin duda alguna, pero para el sistema legal, es SECUESTRO. Tienes que entregarlo inmediatamente a las Autoridades. Un ejemplo de BUENA OBRA POR NUESTRA CUENTA, pero mérito e intención no alcanzan. Es INFRACCIÓN.

Este mismo principio subyace en la doctrina de los méritos humanos para pretender ser acreedor del favor de Dios. En la parábola de Lucas 18:10 al 14 hallamos dos hombres. Uno daba gracias por ser mejor que los demás, se exaltaba a sí mismo y no le pedía nada a Dios porque evidentemente estaba convencido que no necesitaba nada de Él. El otro se sentía tan miserable y culpable que no se atrevía a levantar los ojos al cielo, se golpeaba el pecho avergonzado y clamaba: “Dios, sé propicio a mí pecador”. Éste último resultó justificado, el otro no.

¿Cuál es la diferencia, entonces?

Porque somos hechura suya,  creados en Cristo Jesús para buenas obras,  las cuales Dios preparó de antemano para que anduviésemos en ellas. (Efesios 2:10 RV60)

Imagen de sasint en Pixabay https://pixabay.com

Comentarios

Los más vistos del mes

La importancia de la madurez espiritual

La importancia de la madurez espiritual Síntesis del mensaje compartido por el Pastor Rubén Strack el 15/04/2018 29° Aniversario Iglesia Cristiana Evangélica “Sígueme” España 155 Godoy Cruz Mendoza Argentina
Hno. RUBEN STRACK
Acceda al video de este mensaje desde AQUÍ
Cuando Diego me pidió un tema para compartir en esta oportunidad con la Iglesia, pedí al Señor me lo revelara en el corazón y me lo lleve a la mente. Y es el tema de la inmadurez que hay dentro de las Iglesias, en los jóvenes, en los mayores.
Hoy en día el avance más grande que hay en el mundo, es el avance de la comunicación. Imagínense 20 ó 30 años atrás. Yo vengo de un lugar muy pequeño, un pueblito donde éramos cien habitantes, donde no había mucha información de noticias, había un solo canal de televisión por aire y éste era en blanco y negro. La otra alternativa era la radio. Si tenías pilas escuchabas radio, si no tenías pilas no escuchabas radio. Y para conseguir las pilas ¡tenías que viajar“una pila de kilómetro…

CÓMO SE REVELA CRISTO EN CADA LIBRO DE LA BIBLIA