Ir al contenido principal

La verdad os hará libres


La verdad os hará libres
Síntesis del mensaje compartido por Joaquín Ravanelli el 06/05/2018
Iglesia Cristiana Evangélica “Sígueme”
España 155 Godoy Cruz Mendoza Argentina


Acceda al audio de este mensaje desde AQUÍ

Hoy vamos a declarar mediante las aguas del bautismo que hemos sido libertados. ¿De qué hemos sido hecho libres?

Si yo estoy diciendo has confiado en Jesús como tu libertador personal, entonces… eras esclavo!

Hace unos 200 años atrás, la esclavitud en Argentina, existía. En los países de Latinoamérica durante los últimos 200 años se fue declarando la abolición de la esclavitud. Pero si contamos desde la época de Abraham, estamos contando casi 3.800 de esclavitud. En aquellas épocas, la esclavitud era un concepto totalmente normal y aceptado por la sociedad. Los esclavos se compraban en un mercado de esclavos y una vez que se pagaba un precio por ellos, pasaban a ser propiedad de ese amo. No solamente esas personas, sino también sus hijos pasaban a ser propiedad del amo. Toda su voluntad pasaba a estar subordinada al amo. El esclavo era propiedad y el amo podía hacer lo que quisiera con él. Algunos amos eran buenos y considerados, pero por lo general, los amos eran despiadados hasta niveles de crueldad increíbles. Literalmente consumían las vidas de sus esclavos. Si les preguntabas a esos esclavos qué era lo que más deseaban, era LA LIBERTAD.

La situación de esclavitud era sumamente angustiante y podía ocurrirle a cualquier persona. La quiebra o la bancarrota  se podía terminar pagando con la esclavitud del deudor o inclusive, muchas veces se entregaban hijos como esclavos.

Jesús usó ese ejemplo para referirse a nuestra situación ante el pecado. Hoy que se ha abolido la esclavitud, no obstante nosotros podemos ser esclavos de muchos amos. Totalmente a la vista, sin embargo encubiertos.

Te presento algunos amos de hoy en día: VICIOS, ESTRÉS, INMORALIDAD.

Te pregunto:  ¿Sos esclavo de alguno de estos amos?

Dijo entonces Jesús a los judíos que habían creído en él:  Si vosotros permaneciereis en mi palabra,  seréis verdaderamente mis discípulos; y conoceréis la verdad,  y la verdad os hará libres. Le respondieron:  Linaje de Abraham somos,  y jamás hemos sido esclavos de nadie.  ¿Cómo dices tú:  Seréis libres? Jesús les respondió:  De cierto,  de cierto os digo,  que todo aquel que hace pecado,  esclavo es del pecado. Y el esclavo no queda en la casa para siempre;  el hijo sí queda para siempre. Así que,  si el Hijo os libertare,  seréis verdaderamente libres. (Juan 8:31-36 RV60)

Vamos a seccionar este mensaje en tres partes:

1-      El camino hacia la liberación verdadera
2-      Mi consideración de la ESCLAVITUD
3-      Verdaderamente libres

1-EL CAMINO HACIA LA LIBERACION VERDADERA.

a)      CREER EN JESÚS. “Dijo entonces Jesús a los judíos que habían creído en él” (v.31a). Jesús les indica el camino hacia la liberación a personas que habían creído en Él, primeramente.  El punto de partida, el primer paso, si querés ser libre de alguno de los pecados que mencioné al principio, es CREER EN JESUCRISTO COMO EL ÚNICO LIBERTADOR. Si sos esclavo de un vicio, de las deudas, del dinero, no te preguntes cómo lo hago. El primer paso es CREER en Jesús. ¿Has creído en CRISTO? Hoy es el día. Lo primero que tenés que creer es que Jesús tiene el poder de liberarte.

b)      SER DISCÍPULO DE JESÚS.  “Si vosotros permaneciereis en mi palabra,  seréis verdaderamente mis discípulos” (v.31b). Hace un tiempo atrás vimos lo que significaba ser un discípulo de Jesús. Es un aprendiz.
·         Un discípulo es alguien que recibe enseñanzas de su Maestro, las aprende y las pone por obra.
·         Una persona que CREE en Cristo y se identifica con Él.
·         Una persona que está dispuesta a cambiar su vida y pasar un tiempo con Cristo.
·         Una persona que se somete a la Voluntad del Maestro.
·         Una persona que invierte toda su vida hasta llegar a la Plenitud de Cristo.

c)       CONOCER LA VERDAD. “…y conoceréis la verdad,  y la verdad os hará libres” (v.32). Hoy hay muchas “verdades”, muchas posturas dando vueltas. Hoy el concepto de VERDAD está distorsionado. “Entiendo lo que decís, pero esa es TU VERDAD. Pero yo tengo OTRA VERDAD, que es MI VERDAD”. Si cada uno tiene “una verdad” diferente, entonces, la verdad deja de existir, deja de existir una sola verdad. Pero en la AUTORIDAD de la PALABRA: EXISTE UNA SOLA VERDAD. “Jesús le dijo:  Yo soy el camino,  y la verdad,  y la vida;  nadie viene al Padre,  sino por mí” (Juan 14:6).

Cuando Jesús les dijo estas cosas, las personas primero se sorprendieron, luego se ofendieron. “Linaje de Abraham somos,  y jamás hemos sido esclavos de nadie” (v.33). Se creían libres, pero Jesús  las identificó como esclavos. Si te digo que necesitás un Libertador y que todo ser humano es esclavo del pecado, ¿esa realidad te ofende?
  
2-MI CONSIDERACIÓN DE LA ESCLAVITUD.

Le respondieron:  Linaje de Abraham somos,  y jamás hemos sido esclavos de nadie.  ¿Cómo dices tú:  Seréis libres? Jesús les respondió:  De cierto,  de cierto os digo,  que todo aquel que hace pecado,  esclavo es del pecado. Y el esclavo no queda en la casa para siempre;  el hijo sí queda para siempre. (Juan 8:33-35 RV60)

En aquellas épocas el esclavo no llegaba a una edad muy avanzada, por el peso del trabajo o por el maltrato. Los mismos amos los hacían morir para que no gastaran y le dieran paso a las generaciones más jóvenes y productivas y seguir exprimiendo a sus hijos. Con eso comparó Jesús nuestra situación ante el pecado. Vivimos una realidad muy dura, de muchos vicios, asesinatos, injusticias. Hoy vivimos una realidad muy dura y desesperante, como en aquellos tiempos en los que la esclavitud era moneda corriente. Y la Iglesia tiene que nombrar las cosas que están pasando con nombre y apellido. Tenemos que sacar el velo de los amos que hoy se pueden encontrar en este tiempo, que esclavizan a tu ser y que quizás te ha alcanzado a vos. Te compró y hoy está tratando de llevar tu vida, te consume, te está destruyendo.

Puede ser que tengas a algunos amos en tu vida, y vamos a nombrarlos:
a)      Vicio. Su nombre es “Vicio” y su apellido puede ser: PORNOGRAFIA, PECADOS SEXUALES, ALCOHOL, TABACO, DROGAS. Palabras fuertes, pero si la Iglesia no pronuncia sus nombres y devela estos amos que están destruyendo la sociedad, la familia, a todos, ¿Quién lo hará?
b)      Estrés. Deudas, dinero, consumismo, apariencia, trabajo.
c)       Inmoralidad. Infidelidad, adulterio, sexo libre para los que no están casados. Y estos son los amos más comunes que hoy están destruyendo literalmente a las personas y se han instalado en todos los ámbitos sociales. Pero el problema más grande es que también se han instalado en nuestras Iglesias. Cuando dice: “A los que habían creído en Él” (v.31a) “permanezcan en mi Palabra” v. 31b) y les dijo aparte: “todo aquél que hace pecado…” (v.34); cualquiera de nosotros podemos entrar en esta clase de esclavitud.

Vuelvo a preguntar para que reflexiones:


¿Cómo te considerás vos hoy? ¿Sos esclavo? ¿Sos libre?


Hay un LIBERTADOR. Un libertador en el que habían creído. Y yo te pregunto, porque dice la Palabra, “el resultado del pecado es la muerte” (Romanos 6:23), y Cristo vino a dar vida y vida en abundancia. Vino a liberarte de ese pecado, vino a liberarte de esos amos que consumen tu vida. Porque el que vive como esclavo no disfruta de su vida. Y sobre todo te estás perdiendo de disfrutar la libertad en Cristo, que Cristo libere tu alma, libere tu vida.


Así que,  si el Hijo os libertare,  seréis verdaderamente libres.
(Juan 8:36 RV60)


Hoy te quiero invitar a que si esto te ha pegado en el corazón, si hoy querés ser libre, no dejes pasar esta oportunidad. Si hoy quieres decirle a Jesucristo “quiero que seas mi Libertador”, hoy es el día, hoy es el día del primer paso. No te preocupes por lo demás. Satanás va a buscar cualquier cosa para esclavizarte, para que consumas tu vida. Pero Cristo vino a libertar y para que disfrutes tu vida. Porque vino a darte vida y vida en abundancia.

ORACIÓN:

“Jesús, acabo de ver que tú tienes el poder para libertar mi vida. Jesús ya sé que me conoces, pero yo te lo declaro y confieso que soy esclavo del alcohol, que soy esclavo del tabaco, que soy esclavo de la pornografía, del sexo. Que estoy viviendo en infidelidad. Que soy esclavo de las deudas. Que no tengo tiempo, ni siquiera para mi familia, soy esclavo del trabajo. Jesús estoy escuchando que tú tienes el poder, estoy escuchando que eres la verdad, que eres el camino al Padre. Jesús te pido, te ruego, que seas mi Libertador. Te ruego me liberes de esta esclavitud. A cualquier esclavo que le ofrecían ser libre, iba a levantar la mano. A cualquier esclavo que le preguntaras ¿qué querés?, te iba a responder: LA LIBERTAD. Pero no la libertad para hacer cualquier cosa, sino la libertad para disfrutar una vida digna, para permanecer en su palabra. Oh! Jesús, ya no quiero ser igual. Hoy comienzo un nuevo camino. Comienzo un nuevo camino pero no lo hago solo, lo hago de tu mano, me tomo de tu mano porque creo en ti, Jesús. En tu precioso nombre, amén.”


Imagen: https://pixabay.com

Comentarios

Los más vistos del mes

LA RELACIÓN AMOROSA I

Texto del mensaje compartido por el Pastor Diego Brizzio y Ricardo Palacio el 23/09/2018 Iglesia Cristiana Evangélica “Sígueme” España 155-Godoy Cruz-Mendoza- Argentina

Acceda al AUDIO de este mensaje haciendo click AQUÍ
La relación amorosa (I) Dios, el gran diseñador ¿De dónde estamos sacando nuestra manera de entender y de vivir la relación amorosa? ¿De la TV, de Internet, de los amigos y la calle, de la relación de nuestros padres y de los familiares? Eso puede ser muy grave. Hoy vamos a ver algo de lo que Dios dice sobre la misma. De allí tenemos que sacarlo. Eso nos hará felices a largo plazo. I.Les cuento un poco de mi relación amorosa: yo me convertí a los 16 años de edad. Obviamente, yo va venía mirando chicas, pero desde ahí empecé a buscar una chica cristiana. Buscaba en la iglesia, buscaba en los encuentros de jóvenes o conferencias, buscaba en los campamentos… buscaba en todos lados; andaba siempre con los radares alertas. A los 18 fui a San Luis, a una conferencia, y mis rad…

LA RELACION AMOROSA II

Texto original del mensaje compartido por Ricardo Palacio el 30/09/2018
Iglesia Cristiana Evangélica "Sígueme"
España 155 - Godoy Cruz - Mendoza - Argentina


Acceda al AUDIO del presente mensaje desde AQUÍ

Siguiendo con el tema de la Relación Amorosa, puntualmente hoy veremos el Noviazgo puntualmente. Pero antes, solo para recordar el último punto del mensaje pasado…que hacíamos en el tiempo previo cuando hay un sentimiento que perdura. ·Orar para que el Señor traiga Paz a Mi Corazón para decidir si acercarme · Acercarse a la otra persona y contarle sobre mi sentimiento. ·Contarle a Mis Papás. ·Hablarlo con un Consejero Cristiano. ·No confundir esta etapa con el Noviazgo. No actuar como Novios sino lo somos.
1.¿Cómo iniciar una relación amorosa seria, cuando todo lo anterior ha sido positivo? Se deja claro con la otra persona, con su familia y delante de la iglesia (no se hace nada a escondidas, se oficializa). Esto refuerza la seriedad y el compromiso.
Dice Hageo 1 Dice, meditad bi…

COMPARTIENDO DE JESÚS EN MI ENTORNO

Por: Pastor Carlos Musso
Iglesia Cristiana Evangélica "Sígueme"
España 155 - Godoy Cruz - Mendoza - Argentina