Ir al contenido principal

Serie: El Evangelio de Dios-Mensaje 2: Nuestro pecado

Serie: El Evangelio de Dios
Nuestro pecado
Texto original del Mensaje compartido por el Pastor Carlos Musso el 27/05/2018
Iglesia Cristiana Evangélica “Sígueme”
España 155 Godoy Cruz Mendoza Argentina
El Evangelio de Dios
Las verdades más sobresalientes de la noticia más maravillosa
Nuestro pecado

Estamos meditando sobre el EVANGELIO DE DIOS a través de la Biblia, la Palabra de Dios.
La semana pasaba vimos en el primero de los mensajes: EL BUEN PROPÓSITO DE DIOS PARA NOSOTROS”.
Y dijimos que el buen propósito de Dios al crearnos, además de crearnos para amarnos, fue que le conociéramos y que lo CONTEMPLEMOS, que le conozcamos, su carácter, su grandeza , su santidad, su amor, su gracia, su justicia, su fidelidad, su pureza, su poder, etc. y al contemplarlo, al percibir lo glorioso que es Dios NOS GOCEMOS de poder saber que el único y glorioso Dios busca y se acerca a nosotros para tener una relación genuina y diaria. Este gozo produce en aquellos que contemplan a Dios una ALABANZA y ADORACIÓN por la grandeza de Su persona. Y por último, luego de haberlo contemplado, de habernos gozado en Su presencia, de haberlo Alabado y adorado, comienza a nacer en nosotros un deseo de IMITARLO, imitarlo en su carácter, su forma de ver las cosas, su sentir y pensar, aun con todas nuestras limitaciones.

Dijimos también que todo esto, el contemplar la Gloria de Dios, el gozarnos  y alabarlo y adorarlo y querer imitar su forma de ser lo podemos ver y hacer por medio y la persona de CRISTO.

Cristo mismo dijo que quien lo ha visto a Él ha visto al Padre (DIOS), que Él y el Padre uno son.

Y por último dijimos que a Cristo lo vemos reflejado en el mensaje del evangelio, el mensaje y la noticia más maravillosa para todo ser humano , ese mensaje tan maravilloso que ha transformado la vida de millones de personas alrededor del mundo entero y que hoy estamos trayendo nuevamente a nuestras mentes en esta tarde, algunos quizás escuchándolo por primera vez , otros recordando estas verdades maravillosas que un día , el día más importante de sus vidas, escucharon, creyeron y por fe recibieron su corazón , abrazando el regalo de la salvación que Dios , en su gran amor por vos y por mí , proveyó por medio de Jesucristo , su amado hijo.

¿Cuál es ese mensaje del evangelio?

Podemos encontrarlo en las palabras de Juan 3: 16 al 19
“porque de tal manera amo Dios al mundo, que ha dado a su Hijo unigénito, para que todo aquel que en él cree, no se pierda, más tenga vida eterna. Porque no envió Dios a su Hijo al mundo para condenar al mundo, sino para que el mundo sea salvo por él. El que en él cree, no es condenado; pero el que no cree, ya ha sido condenado, porque no ha creído en el nombre del unigénito Hijo de Dios. Y esta es la condenación: que la luz vino al mundo, y los hombres amaron más las tinieblas que la luz, porque sus obras eran malas.

¿Condenación? ¿Condenados? ¿Luz, tinieblas? ¿Obras malas?

¿Qué pasó con “el buen propósito de Dios para nosotros”?

VIDEO “Platos cayendo”
Muestra un video en el que se ven platos cayendo y Jesús le dice al hombre que creó sus ojos y todo lo que hay en el universo. Pero que el hombre le traicionó, le dio la espalda, se desconectó de Él. Ahora existe una separación cada vez mayor entre Dios y el hombre y que éste busca aceptación, intimidad, amor, en otro lado.
Que aunque te sientes vivo, en realidad estás muriendo. Jesús dice que no vino a condenarte, sino que Él sufrió las mismas tentaciones pero sin pecar y que vino a morir en tu lugar. Ofrece el perdón para restaurar esa relación con Dios y termina con la pregunta: “¿Me seguirías?” (Al final del artículo hallará el enlace para acceder al video).
Te pido por favor recuerdes la pregunta final del video… “¿ME SEGUIRÍAS?”

Hoy vamos a meditar sobre EL PECADO y vamos a estar respondiéndonos cinco preguntas en relación al pecado:

1.       ¿Qué es pecado?
2.       ¿Cómo entró el pecado al mundo?
3.       ¿Qué produce el pecado en nuestras vidas y en nuestra relación con Dios?
4.       ¿Quiénes dice la Biblia que han pecado?
5.       ¿Cuál es la verdad sobresaliente y maravillosa del Evangelio en relación al pecado?

1. ¿Qué es pecado?
El pecado se originó en Satanás y su intento de rebelión hacia Dios queriendo ser igual a Dios.

Profeta Isaías 14:13-14
Tú que decías en tu corazón: subiré al cielo; en lo alto junto a las estrellas de Dios, levantare mi trono, y en el monte del testimonio me sentare, a los lados del norte; sobre las alturas de las nubes subiré, y seré semejante al Altísimo.

Continúa con Adán y Eva desconfiando y desobedeciendo a Dios respecto a un mandamiento especifico de parte de Dios el cual veremos en detalle en el punto siguiente y continúa hoy en cada persona que busca vivir su vida independiente de lo que Dios ha dicho o establecido, algunos negando su existencia, otros ignorándolo decididamente, algunos conformando a Dios a su molde mental y/o necesidad y muchos otros tomando (o pretendiendo tomar) la autoridad de decir lo que es bueno y lo que es malo , basándonos en lo que para nosotros es placentero o agradable , pasando por alto y dando la espalda a lo que Dios ha establecido como bueno y como malo.

Romanos 2: 21-23
Pues habiendo conocido a Dios, no le glorificaron como a Dios, ni le dieron gracias, sino que se envanecieron en sus razonamientos, y su necio corazón fue entenebrecido. Profesando ser sabios, se hicieron necios, y cambiaron la gloria del Dios incorruptible en semejanza de imagen de hombre corruptible…

Pecado es en definitiva revelarse a Dios, a su palabra y querer nosotros ocupar su lugar con todos sus atributos.

2. ¿Cómo entró el pecado al mundo?
Dios creó al hombre con la capacidad y la libertad de decidir.
Al crearlo  le dijo qué podía hacer y qué era bueno para el hombre y qué no debía hacer porque es malo o perjudicial para el hombre.
Le dejó claro las consecuencias  de obedecer o desobedecer Su Pablara.
Pero dejó en el hombre la libertad de decisión.

Y Adán y Eva decidieron desobedecer a Dios, no confiar en Su Palabra y abrieron su corazón al PECADO

Génesis 2:16-17 y 3:6
Y mando Jehová Dios al hombre, diciendo: De todo árbol del huerto podrás comer; más del árbol de la ciencia del bien y del mal no comerás; porque el día que de él comieres ciertamente morirás
Y vio la mujer que el árbol era bueno para comer, y que era agradable a los ojos, y árbol codiciable para alcanzar la sabiduría; y tomó de su fruto, y comió; y dio también a su marido, el cual comió así como ella.

Romanos 5:12
Por tanto, como el pecado entró en el mundo por un hombre, y por el pecado la muerte, así la muerte pasó a todos los hombres, por cuanto todos pecaron.
La Biblia claramente dice que el pecado entró en el mundo en este acto de desobediencia y rebeldía de Adán y Eva y en el mismo texto la Biblia nos declara que junto con el pecado entró la muerte… y esto nos da la introducción a la tercera pregunta en relación al pecado:

3. ¿Qué produce el pecado en nuestra vida y en nuestra relación con Dios?
Tal como Dios lo había establecido, el pecado introdujo la muerte y esta muerte no es solo la muerte física por lo cual no hay ningún ser humano que no muera o vaya camino a ella , sino también la muerte o “separación espiritual” entre Dios y los hombres.
La Biblia es muy clara en lo que el pecado produce en nosotros, en nuestra vida y en nuestra relación con Dios, sólo vamos a ver algunas consecuencias que EL PECADO trae a nuestras vidas:

·         Muerte:
Deuteronomio 24:16. Los padres no morirán por los hijos, ni los hijos por los padres; cada uno morirá por su pecado.
Romanos 5:12 .Por tanto, como el pecado entró en el mundo por un hombre, y por el pecado la muerte, así la muerte pasó a todos los hombres, por cuanto todos pecaron.
Colosenses 2:13. Y a vosotros estando muertos en pecado…os dio vida juntamente con Él perdonándoos todos los pecados.
Romanos 6:23. Porque la paga del pecado es muerte, mas la dadiva de Dios es vida eterna en Cristo Jesús Señor Nuestro.
Efesios 2:1. Y Él os dio vida a vosotros, cuando estabais muertos en vuestros delitos y pecados.
·         Separación de Dios:

Salmos 130:3. Dios, si miras mis pecados ¿cómo podré estar delante de Ti?

·         Esclavitud:
Juan 8:34. Jesús les respondió: de cierto, de cierto os digo, que todo aquel que hace pecado, esclavo es del pecado.
·         Engaño y muerte:
Romanos 7:11. Porque el pecado, tomando ocasión por el mandamiento, me engañó y por él me mató.
·         Cautividad, miseria y servidumbre:
Romanos 7:23-25. Veo otra ley en mis miembros, que se rebela contra la ley de mi mente, y que me lleva cautivo a la ley del pecado que está en mis miembros. ¡Miserable de mí! ¿Quién me librará de este cuerpo de muerte? Gracias doy a Dios, por Jesucristo Señor Nuestro. Así que yo mismo con la mente sirvo a la ley de Dios, mas con la carne a la ley del pecado.
·         Ira de Dios:
Colosenses 3:5-6. Haced morir, pues, lo terrenal en vosotros: fornicación, impureza, pasiones desordenadas, malos deseos y avaricia, que es idolatría; cosas por las cuales la ira de Dios viene sobre los hijos de desobediencia.

Es claro a lo largo de la Biblia que el pecado destruye la vida de las personas en todos sus sentidos, físicos, emocionales, relacionales, material y espirituales!!

Es muy triste cómo aquellos que un día han conocido esta verdad y consecuencias del pecado sigan practicándolos en sus vidas sin temor de Dios ni deseos de arrepentirse, confesarlos y recibir el perdón de Dios por medio de Jesús.
Pero también aún hoy en día es sorprendente encontrarse con personas que se consideran a sí mismas como buenas, justas y sin pecado delante de Dios… esto puede ser porque quizás jamás han escuchado la verdad de la Biblia respecto a esto, y es nuestra cuarta pregunta:

4. ¿Quiénes dice la Biblia que han pecado?
La Biblia es clara y contundente al declarar que todos los seres humanos somos pecadores.

Salmos 14:1- 3. Dice el necio en su corazón: No hay Dios. Se han corrompido, hacen obras abominables; no hay quien haga el bien. Jehová miro desde los cielos sobre los hijos de los hombres, para ver si había algún entendido que buscara a Dios.

Romanos 3:10-12 y 18. Como está escrito: No hay Justo ni aún uno. No hay quien entienda. No hay quien busque a Dios. Todos se desviaron, se hicieron inútiles (“el pecado también nos hace inútiles ante Dios”). No hay quien haga lo bueno, ni siquiera uno. No hay temor de Dios delante de sus ojos.
Romanos 3:23. Por cuanto todos pecaron, y están destituidos (“separados”) de la gloria de Dios.

1° Juan 1:8 y 10. Si decimos que no tenemos pecado, nos engañamos a nosotros mismos, y la verdad no está en nosotros. Si decimos que no hemos pecado, le hacemos a Dios mentiroso y Su palabra no está en nosotros.
Como es de contundente al declarar que todos los seres humanos somos pecadores delante de Dios, también la Biblia es contundente al declarar que Jesús, el Hijo de Dios hecho hombre, ¡fue el único ser que pisó esta tierra sin cometer pecado! ¡Gloria a Dios por esta gran declaración! El Hijo de Dios, Jesús, 100 % humano y 100 % divino, vino, nació de la virgen Maria, y habitó entre los hombres, tomando forma de hombre, siendo semejante a nosotros en todo ¡menos en relación con el pecado! ¡Porque nunca pecó!! ¡Nunca se halló engaño en su boca! ¡Nunca se reveló contra la voluntad del Padre sino que la cumplió y llevó a cabo hasta las últimas consecuencias!! ¡Gloria a Dios por Jesucristo!

Hebreos 4:14-16. Por tanto, teniendo un gran sumo sacerdote que traspasó los cielos, Jesús el Hijo de Dios, retengamos nuestra profesión. Porque no tenemos un sumo sacerdote que no pueda compadecerse de nuestras debilidades, sino uno que fue tentado en todo según nuestra semejanza, pero sin pecado. Acerquémonos, pues, confiadamente al trono de la gracia, para alcanzar misericordia y hallar gracia para el oportuno socorro.

1° Pedro 2:21-22. Pues para esto fuisteis llamados; porque también Cristo padeció por nosotros dejándonos ejemplo, para que sigamos sus pisadas; el cual no hizo pecado, ni se halló engaño en su boca.
¡La Biblia es clara y contundente al declarar que Jesús no cometió pecado! y también en ambos pasajes leídos tenemos una clara invitación a ACERCARNOS A JESÚS, A SEGUIRLE, A BUSCAR SU GRACIA, SU AMOR, PERDÓN Y MISERICORDIA!

¡Dios siempre está buscando restablecer la relación con su creación y no ha escatimado ni a Su propio Hijo para hacerlo!
Dios anhela derramar su amor sobre nuestras vidas y apartar la ira que por el pecado nos condena a una separación de Su Gloria.
Entonces…luego de entender qué es el pecado, cómo la Biblia declara que todos hemos pecado, y de haber visto algunas de las consecuencias del pecado en nuestra vida, llegamos a la última y gran pregunta de este mensaje:

5. ¿Cuál es la verdad sobresaliente y maravillosa del Evangelio en relación al pecado?
Por nuestra condición de pecadores estamos destinados a una muerte eterna separados de Dios, condenados  tal como leímos en nuestro primer texto de Juan 3:16-17 al comienzo de la predicación.
Pero como el mismo texto lo declara, Dios nos ama de tal manera que permitió que su Hijo amado Jesús pagara el precio de nuestra condenación
Jesús quien era, fue y será sin pecado, cargó en la cruz del Calvario el castigo de la ira de Dios por nuestro pecado.

Isaías 53:5-6. Mas él herido fue por nuestras rebeliones, molido por nuestros pecados; el castigo de nuestra paz fue sobre él, y por su llaga fuimos nosotros curados. Todos nosotros nos descarriamos como ovejas, cada cual se apartó por su camino; mas Jehová cargó en Él el pecado de todos nosotros.

Jesús no sólo fue molido y muerto por nuestros pecados, sino que además resucitó puesto que era sin pecado, triunfando sobre el pecado y sus consecuencias incluida la muerte.

Colosenses 2:15. Y despojando a los principados y a las potestades, los exhibió públicamente, triunfando sobre ellos en la cruz.

Cuando uno ve a Jesús clavado en la cruz, molido física y emocionalmente, despreciado y humillado, tenemos que entender la verdad del texto que acabamos de leer: Jesús no sólo está pagando el precio de nuestro pecado, sino que además está “exhibiendo públicamente las consecuencias y el pago del pecado”.

 El pecado es sinónimo de muerte, separación , burla, humillación , esclavitud y Jesús nos está diciendo no sólo que nos ama al morir por nosotros en la cruz del Calvario ¡sino que veamos en Él cuál será nuestra consecuencia si no nos arrepentimos de nuestros pecados!

 ¡Exhibe públicamente las consecuencias del pecado!!

¡Entre las consecuencias está también la separación de Dios!! Donde el mismo Señor Jesús exclamó “Dios mío Dios mío porque me has desamparado”.

Amigo que nos visitas o que lees este mensaje en algún medio de internet, el pecado nos separa de Dios.

Pero la gran y maravillosa noticia del Evangelio de Jesús en relación al pecado, es que Jesús ha pagado el precio de nuestro pecado y nos llama a acercarnos a Él en amor para hallar gracia, perdón y la victoria sobre el pecado.

Romanos 5:8. Mas Dios muestra su amor para con nosotros en que siendo aún pecadores, Cristo murió por nosotros.

Mateo 26:28. Porque esto es mi sangre del nuevo pacto que por muchos es derramada para remisión de los pecados.

1° Juan 1:9. Si confesamos nuestros pecados, él es fiel y justo para perdonar nuestros pecados y limpiarnos de toda maldad.

Hebreos 4:16.Acerquémonos, pues, confiadamente al trono de la gracia, para alcanzar misericordia y hallar gracia para el oportuno socorro.

Hebreos 9:27-28.  Y de la manera que está establecido para los hombres que mueran una sola vez, y después de esto el juicio, así también Cristo fue ofrecido una sola vez para llevar los pecados de muchos; y aparecerá por segunda vez, sin relación con el pecado, para salvar a los que le esperan.
La paga del pecado es MUERTE pero la Biblia dice que Jesús venció a la muerte y nos ofrece esta victoria si confesamos nuestros pecados y recibimos su perdón.

1°Corintios 15:55-57. ¿Dónde está oh muerte tu aguijón? ¿Dónde oh sepulcro tu victoria? Ya que el aguijón de la muerte es el pecado, y el poder del pecado, la ley. Más gracias sean dadas a Dios, que nos da la victoria por medio de nuestro Señor Jesucristo.

Junto con la victoria sobre la muerte nos ofrece la Salvación y Vida Eterna

Romanos 5:21. Así como el pecado reinó para muerte, así también la gracia reine por la justicia para vida eterna mediante Jesucristo Señor Nuestro.

Romanos 6:23. Porque la paga del pecado es muerte, mas la dádiva de Dios es vida eterna en Cristo Jesús Señor Nuestro.

Efesios 2:4-5. Pero Dios, que es rico en misericordia, por su gran amor con que nos amó, aún estando nosotros muertos en pecados, nos dio vida juntamente con Cristo, por gracia sois salvos.

Junto con la Vida Eterna nos ofrece libertad de condenación

Romanos 8:1-2. Ninguna condenación hay para los que están en Cristo Jesús, los que no andan conforme a la carne, sino conforme al Espíritu. Porque la ley del Espíritu de vida en Cristo Jesús me ha librado de la ley del pecado y de la muerte.

Gálatas 1:3-5. Gracia y paz sean a vosotros, de Dios el Padre y de nuestro Señor Jesucristo, el cual se dio a sí mismo por nuestros pecados para librarnos del presente siglo malo, conforme a la voluntad de nuestro Dios y Padre, a quien sea la gloria por los siglos de los siglos. Amén.

Junto con el perdón de pecados, la victoria sobre la muerte, la salvación y vida eterna, la libertad de condenación; ¡también el Evangelio de Jesús nos ofrece paz, reconciliación y ser parte de la familia de Dios!!

Efesios 2:13,16 y 19. Pero ahora en Cristo Jesús, vosotros que en otro tiempo estabais lejos, habéis sido hechos cercanos por la sangre de Cristo. Y mediante la cruz reconciliados con Dios, matando en ella las enemistades. Así que ya no sois extranjeros ni advenedizos, sino conciudadanos de los santos, y miembros de la familia de Dios.

¿No es todo esto motivo suficiente para seguir a Jesús, confesarle nuestros pecados, recibir su perdón y disfrutar de su amor y gracia?

¿Qué te impide hacerlo si nunca lo has hecho?

¿Qué te impide reconciliarte hoy con Jesús, si es que alguna vez le pediste perdón por tus pecados y hoy sabes que tu vida y la de Jesús van en sentidos opuestos?

Permitime leerte un último versículo de la Biblia en este mensaje.

Porque además de todo lo que ya hemos leído ¡la Biblia nos dice que somos Bienaventurados, dichosos, felices todos aquellos a quienes Jesús nos perdona nuestros pecados!!

Romanos 4:7-8. Bienaventurados aquellos, cuyas iniquidades son perdonadas, y cuyos pecados son cubiertos. Bienaventurado el varón a quien el Señor no inculpa de pecado.

Recuerdas la pregunta final del video “Platos cayendo”…?

“¿ME SEGUIRÍAS?”

¡Esa es la pregunta de Dios para tu vida hoy y cada día!

¿Cuál es tu respuesta?

Si tu respuesta es seguir a Jesús y recibir su perdón por primera vez en tu vida te invito a hacer una sencilla oración, a decirle a Jesús precisamente que reconoces que has pecado, que has ofendido a Dios, pero que hoy quieres recibir su perdón y comenzar a ser parte de la familia de Dios!

Pedíselo en el Nombre de Jesús y termina diciendo amén, que significa “así sea”.

Si haces esta oración me gustaría conocerte y darte la bienvenida a esta familia de la cual ya somos parte.
El Señor te bendiga.

Acceda al audio de este mensaje desde AQUÍ.
Acceda al video “Falling plates” en español, desde AQUÍ.
Imagen: https://pixabay.com

Comentarios

Los más vistos del mes

TRANSITANDO CON LA ANGUSTIA II

"DÍA DE LA MADRE" en Argentina

Hijo mío, escucha las correcciones de tu padre y no abandones las enseñanzas de tu madre. Proverbios 1:8 (NVI)
"Día de la madre"

PEDIR PERDÓN y PERDONAR

¿pasa algo si no obedecemos en esto?

Por: Pastor Diego Brizzio
Iglesia Cristiana Evangélica "Sígueme"
España 155 - Godoy Cruz - Mendoza - Argentina