Ir al contenido principal

JORNADA ESPECIAL DE ORACIÓN


Jornada de oración
Síntesis de los mensajes compartidos por:
Ricardo Palacio, Pastor Diego Brizzio y Pastor Carlos Musso el 13/05/2018.-
Iglesia Cristiana Evangélica “Sígueme”
España 155 - Godoy Cruz - Mendoza – Argentina

I.                    ORAMOS A UN DIOS BUENO (Por: Ricardo Palacio)

"¿Quién de ustedes que sea padre,  si su hijo le pide un pescado,  le dará en cambio una serpiente?  ¿O si le pide un huevo,  le dará un escorpión?  Pues si ustedes,  aun siendo malos,  saben dar cosas buenas a sus hijos,  ¡cuánto más el Padre celestial dará el Espíritu Santo a quienes se lo pidan! (Lucas 11:11-13 NVI)

“Oramos a un Dios es bueno”: ¿Es para vos una afirmación o una pregunta? No quería empezar sin preguntarte si realmente creés que Dios es bueno. Porque para muchas personas que hoy pasan situaciones angustiantes, de dolor,  de pérdida, de necesidad, puede que esta afirmación, sea duda: ¿Será que Dios es un “Dios bueno”?

Según el diccionario, “bueno” es alguien que tiene inclinación a hacer la bondad. Jesús en este pasaje dice que si nosotros que somos malos sabemos dar cosas buenas a los hijos cuánto más va a dar el Padre que sí es bueno.

Tú eres bueno,  y haces el bien; enséñame tus decretos. (Salmos 119:68 NVI)

Den gracias al Señor,  porque él es bueno; su gran amor perdura para siempre. Que lo digan los redimidos del Señor, a quienes redimió del poder del adversario, (Salmos 107:1-2 NVI)

Desde la Creación, Dios viene demostrando que es un Dios bueno. Terminó la creación y vio que todo era bueno. Un Dios bueno hace cosas buenas.

·         Oramos a un Dios que bueno con Abraham. Le dio un hijo a pesar de que biológicamente era imposible. Escuchó el pedido de Abraham de no destruir Sodoma y Gomorra, si encontraba diez justos.
·         Oramos a un Dios que fue bueno con José, que oyó sus oraciones desde la cárcel donde estaba injustamente.
·         Oramos a un Dios que oyó el clamor de su pueblo cuando estaba en esclavitud en Egipto y les envió un líder que gestionaría su libertad. Oramos a un Dios que fue bueno con Israel, cuando en las batallas claramente estaba en desventaja y le dio la victoria. Cuando rogaba misericordia luego de irse a otros dioses. Cuando les enviaba profetas para advertirles, que se arrepintieran antes de que viniera su enojo sobre ellos.
·         Oramos, vos y yo, a un Dios que fue bueno luego de oír el clamor del pueblo de Israel cautivo en Babilonia, para volver a su tierra y reconstruir las murallas de Jerusalén.

Sólo algunos ejemplos del A.T. Pero si nos ponemos a buscar, encontraremos cientos y cientos de ejemplos.

En tu vida: ¿Tenés ejemplos en los que has orado a un Dios bueno? ¿Tenés ejemplos en los que has orado con dudas… “Señor ¿realmente sos bueno?”  ¿Quién no ha hecho la oración: “Señor, por qué me viene esto a mí, por qué me está pasando esto a mí?”. Ese es el momento en que esto, que es una afirmación, pasa a ser una pregunta: “¿Señor, realmente sos bueno?” La Palabra muestra una y otra vez que Dios es bueno. Tal vez estás pasando por situaciones de dolor, enfermedad, una pérdida, sin embargo Dios sigue diciendo: “Vení y orá al Dios bueno” .

¿Por qué es bueno tener siempre esta premisa de que oramos a un Dios bueno?

Porque esto es lo que nos va a permitir orar con fe y en paz. Cuando realmente estamos convencidos de que oramos a un Dios bueno, vamos a orar con fe y con paz. La FE de que sabemos que Él puede hacer y la PAZ de que Él es soberano para hacerlo. Esas cosas ya no quedan en duda cuando sabemos que oramos a un Dios bueno. Antes de orar, debemos tener siempre presente que oramos a un Dios bueno, que está en la Palabra, que hizo cosas buenas en el pueblo de Israel y también en tu vida y en mi vida.

“Oramos a un Dios es bueno”: ¿Es para vos una afirmación o una pregunta?

II.                  OREMOS EN EL ESPIRITU (Por: Pastor Diego Brizzio)

Y tomad el yelmo de la salvación,  y la espada del Espíritu,  que es la palabra de Dios; orando en todo tiempo con toda oración y súplica en el Espíritu,  y velando en ello con toda perseverancia y súplica por todos los santos; (Efesios 6:17-18 RV60)

Pero vosotros,  amados,  edificándoos sobre vuestra santísima fe,  orando en el Espíritu Santo, (Judas 1:20 RV60)

Estos dos pasajes nos dicen que debemos orar en todo tiempo y en el Espíritu Santo.

¿Qué es orar en el Espíritu Santo? Al menos tres aspectos de la oración en el Espíritu:

·         Conscientes de que estamos en una lucha y de que solos no podemos.  En el primer pasaje, Pablo habla de la lucha que sostenemos contra el Diablo y sus ejércitos malignos. Y en Judas, en todo el capítulo nos vamos a dar cuenta que Judas habla de la lucha que debemos sostener para conservar la doctrina pura de la Biblia. Tanto Pablo como Judas están refiriéndose a una lucha. Y en este contexto, dicen: “Oren en el Espíritu”. Mientras más conscientes somos de que como cristianos sostenemos una lucha y que no podemos solos, vamos a querer orar en el Espíritu. ¿Sos consciente de que estás en una lucha? Has sido llamado a glorificar a Dios, pero el enemigo está observándote a ver si algún aspecto de tu vida queda descubierto para atacar y destruirte. Pero a este enemigo no sólo le interesa destruirte a vos. Él quiere destruirte a vos para que Dios quede deslucido. Él quiere que Dios quede deslucido, para que nadie se fije en Dios, para que nadie tenga interés en Él. Cada aspecto de tu vida, tu vida emocional, tus decisiones, tu relación sentimental, tu relación con tus hijos, lo laboral, lo escolar, lo universitario, lo sexual; cada aspecto de tu vida lo tenés que poner a los pies del Señor porque tenés que estar consciente de que hay una lucha y que Satanás quiere atacar por algún lado para destruirte y deslucir a Dios.

·         Teniendo en cuenta lo que dice la Biblia. El vers. 17 del cap. 6 de Efesios dice: “tomad la espada del Espíritu,  que es la palabra de Dios” orando en el Espíritu Santo. Está directamente relacionado con agarrarse de la Palabra de Dios. Y en Judas pasa lo mismo. Dice: “edificándoos sobre vuestra santísima fe,  orando en el Espíritu Santo”  lo cual no es otra cosa que apoyándose en la doctrina y en la verdad bíblica en la cual hemos creído. Es orar teniendo en cuenta lo que dice la Biblia. Cada vez que Ud. tenga un tema para orar, búsquese textos que hablen sobre ese tema. Y cuando tenga esos versículos delante suyo ore apoyándose en esos textos. Y Ud. aprenda sobre esos textos lo que le están sugiriendo, lo que le están enseñando. Así vamos a aprender a orar en el Espíritu Santo. Es orar sobre lo que la Biblia dice sobre temas sobre los cuales Ud. está orando. Por ejemplo: La comida delante de la mesa o que Ud. no tiene trabajo. Textos que digan que Dios es el sustentador, Dios es el proveedor. Que Dios es bueno, que “nunca te dejaré ni te desampararé”. Cuando tenga esos textos delante de sí, ore haciendo alusión a esos textos. “Señor, dijiste que sos el sustentador. Lo estoy leyendo, no lo estoy inventando, lo dijiste vos, Señor. Señor, vos dijiste que yo tengo que trabajar. Te estoy pidiendo trabajo, porque acá está, vos dijiste. Te estoy reclamando algo que vos dijiste en la Palabra.”  Eso es orar en el Espíritu. Haga alusión a una verdad directamente salida de la boca de Dios.

·         Orar en el Espíritu es orar esperando y recibiendo la ayuda del Espíritu. En el momento de orar espere la ayuda del Espíritu Santo. Me estoy refiriendo a la ayuda ahí, en ese momento de orar. “¡Cuánto más el Padre celestial dará el Espíritu Santo a quienes se lo pidan!” (Lucas 11:13). “Que tu Espíritu me venga a ayudar ahora, mientras oro”. Y el Espíritu de alguna forma lo va a asistir.
o   El Espíritu LE VA A GENERAR FE a partir de los versículos que Ud. tiene abiertos. Lo va a ayudar a Ud. a confiar en esas verdades que Ud. está leyendo. Va a hacer que su corazón se afirme y descanse sobre ese texto.
o   Luego de que Ud. descanse sobre esos versículos, el Espíritu Santo va a generar EMOCIONES AFINES. Emociones relacionadas con esa verdad. Tal vez Ud. está orando porque le faltó el trabajo y el Espíritu Santo le va a dar esperanza. O fuerza para seguir buscándolo. Tal vez Ud. estaba confesando su pecado, tenía un versículo abierto, el Espíritu Santo va a venir y le va a dar humillación para que confiese ese pecado, se avergüence del mismo y pida perdón. Un compañero tuyo del trabajo que te tiene harto. Estás leyendo que tenés que tratarlo bien. El Espíritu Santo va a venir y te va a dar AMOR, paciencia, las emociones afines para enfrentar la situación que necesitás.  
o   Y por último, el Espíritu va a fortalecer su voluntad para que quiera obedecer al Señor.

III.                OREMOS POR NUESTRAS AUTORIDADES (Por: Pastor Carlos Musso)

¿Quién de Uds. durante esta última semana oró por las autoridades del país?

Exhorto ante todo,  a que se hagan rogativas,  oraciones,  peticiones y acciones de gracias,  por todos los hombres; por los reyes y por todos los que están en eminencia,  para que vivamos quieta y reposadamente en toda piedad y honestidad. Porque esto es bueno y agradable delante de Dios nuestro Salvador, el cual quiere que todos los hombres sean salvos y vengan al conocimiento de la verdad. (1 Timoteo 2:1-4 RV60)

Muchas veces buscamos y queremos resolver situaciones en nuestras propias capacidades. Vemos una necesidad, vemos una injusticia, vemos un problema; ya sea en nuestra casa, en nuestro trabajo, con nuestros vecinos, en la misma Iglesia, y buscamos resolverlo en nuestras capacidades. Y la Biblia dice: “ante todo, oraciones, peticiones, rogativas”. ¿Cuántos de nosotros estamos llevando esas situaciones en oración?

La Biblia de principio a fin, no hace acepción de personas. No dice por estos sí, y por estos, no. Nos anima, nos alienta y nos exhorta a orar por aquellos que viven, piensan, creen distinto de lo que nosotros pensamos. ¿Cuántas veces oramos por aquellos que están inmersos en la prostitución; por aquellas mujeres que son lesbianas, por aquellos varones que son gays, que están dentro de nuestro entorno? Muchas veces los menospreciamos en nuestras oraciones. La Biblia nos exhorta: POR TODOS.

Pero aún sigue el pasaje: también por todos los que están en autoridad. ¿Y por qué la Biblia hace esa distinción entre personas y autoridad si nos está pidiendo orar por TODOS los hombres? ¿Es que acaso no están incluidos entre todos los hombres? }Qué nos pasa con los que están en autoridad? Son mucho más visibles.

En Argentina estamos en una situación bastante delicada. Están subiéndonos las tarifas, los impuestos, a valores que se está complicando sostener en hogares y en empresas. ¿Quién es el blanco de todas las críticas? ¡El Presidente!

¡Qué difícil que es orar por el Presidente! ¡Qué difícil debe haber sido en la época de la Dictadura, orar por un Videla! (Jorge Rafael Videla, ex Presidente de facto Argentina, 1976-1981; acusado y juzgado por genocidio, su mención aquí no implica acuerdo ni aprobación de ninguna especie por parte nuestra comunidad de los actos aberrantes por los que fue juzgado; n.d.E.)

En posición de autoridad también está Cornejo (Lic. Alfredo Cornejo, actual Gobernador de la Provincia de Mendoza, Argentina; n.d.E.). (Las n.d.E. son por causa de nuestros hermanos en el exterior que nos leen. El mensaje se compartió en un ámbito local, pero la audiencia de este mensaje trasciende con mucho, un puñado de 120 personas reunidas en el ámbito local, n.d.E.).

La Biblia nos da un mandato directo de orar por las Autoridades y no lo estamos haciendo. En algo estamos fallando. Es nuestra responsabilidad. Oramos a Un Dios bueno, tenemos batallas espirituales. ¿Piensan que estos hombres no las tienen? Estos hombres además tienen una gran responsabilidad. Tienen en sus manos el futuro de millones de personas.

¿Por qué motivos orar por las Autoridades?

·         Un motivo puede ser que Dios pueda abrirles el entendimiento, de manera que ellos puedan llegar a reconocer sus pecados y a Jesús como único y suficiente Salvador.

Sométase toda persona a las autoridades superiores;  porque no hay autoridad sino de parte de Dios,  y las que hay,  por Dios han sido establecidas. (Romanos 13:1 RV60)

Nos cuesta entender esto cuando vemos decisiones, acciones, cuando vemos cómo puede Dios permitir esa clase de autoridad. Aún con eso somos exhortados a orar por ellos. Aún cuando vemos que ellos viven decidida y abiertamente a espaldas de Dios. Cómo han votado leyes de Matrimonio Igualitario, contrario a lo que dice la Palabra de Dios. Cómo están buscando legalizar el aborto, contrario a lo que dice la Palabra de Dios. Pero… ¿Qué estamos haciendo nosotros en el medio, si la Biblia nos exhorta a orar por ellos? ¡Tenemos una gran responsabilidad!

Todas las autoridades están puestas por Dios. La Autoridades cumplen los propósitos de Dios. No te quepa la menor duda. Nuestra responsabilidad es orar por ellos. Estamos orando por el pastor Andrew. ¿Qué pasó con el pastor Andrew? Está preso en un país en el que está prohibido predicar el Evangelio. El presidente de ese país cree que lleva una batalla ganada con tener preso a ese hombre. Millones y millones en el mundo están orando por él. ¡Somos fortalecidos al ver al pastor Andrew testificando de Jesucristo y el presidente de ese país cree que está ganando una batalla al tenerlo preso!

Cuando vemos una cosa así de parte de las autoridades, no tenemos que tener temor. Pero tenemos que tener la obediencia respecto de orar por ellos.

·         Otro motivo de orar por las Autoridades además de su conversión es por que propicien un mejor escenario para la expansión del Evangelio.

Al no orar estamos interrumpiendo esa parte de la Obra. En definitiva: Cristo es el Vencedor y la Obra se va a llevar a cabo y el Evangelio será anunciado en todas las naciones y entonces, vendrá Cristo a buscar a su Iglesia. Pero nosotros tenemos una responsabilidad en el medio y no llevarla a cabo es “si no hago el bien se me cuenta por pecado”. La Biblia no nos da la opción de no orar por las autoridades, de no hacerlo. No orar por las autoridades es un pecado, una falta delante del Señor porque no estoy obedeciendo a su mandato. El versículo termina diciendo: “para que haya paz, y unidad, porque esto es bueno y agradable delante de Nuestro Señor”.

Una oración que incluye la expansión del mensaje del Evangelio, es una oración por la paz y la tranquilidad en este lugar. Hoy, domingo 13 de mayo de 2018, en Indonesia tres Iglesias cristianas han sido víctimas de ataques con bombas. Una familia que piensa distinto, que vive distinto, que cree distinto, creyó que estaba bien sembrar bombas en medio de la congregación y llevarse sus vidas. ¿Cómo oro por esas autoridades? Podemos decir es injusto, es inhumano, es contrario a Dios… Pero ¿Qué estamos haciendo? La oración incluye oración, petición, rogativas, quisiera invitarlos como Iglesia a doblar sus rodillas esta tarde y orar.

Imagen: https://pixabay.com

Comentarios

Los más vistos del mes

TRANSITANDO CON LA ANGUSTIA II

"DÍA DE LA MADRE" en Argentina

Hijo mío, escucha las correcciones de tu padre y no abandones las enseñanzas de tu madre. Proverbios 1:8 (NVI)
"Día de la madre"

PEDIR PERDÓN y PERDONAR

¿pasa algo si no obedecemos en esto?

Por: Pastor Diego Brizzio
Iglesia Cristiana Evangélica "Sígueme"
España 155 - Godoy Cruz - Mendoza - Argentina