Ir al contenido principal

La importancia de conectarnos con Israel


La importancia de conectarnos con Israel
Síntesis del mensaje compartido por el hno. Moisés Caleb el 08/04/2018
Iglesia Cristiana Evangélica “Sígueme”
España 155 - Godoy Cruz - Mendoza  - Argentina


Entonces los que se habían reunido le preguntaron,  diciendo:  Señor,  ¿restaurarás el reino a Israel en este tiempo? Y les dijo:  No os toca a vosotros saber los tiempos o las sazones,  que el Padre puso en su sola potestad; pero recibiréis poder,  cuando haya venido sobre vosotros el Espíritu Santo,  y me seréis testigos en Jerusalén,  en toda Judea,  en Samaria,  y hasta lo último de la tierra. Y habiendo dicho estas cosas,  viéndolo ellos,  fue alzado,  y le recibió una nube que le ocultó de sus ojos. Y estando ellos con los ojos puestos en el cielo,  entre tanto que él se iba,  he aquí se pusieron junto a ellos dos varones con vestiduras blancas, los cuales también les dijeron:  Varones galileos,  ¿por qué estáis mirando al cielo?  Este mismo Jesús,  que ha sido tomado de vosotros al cielo,  así vendrá como le habéis visto ir al cielo. (Hechos 1:6-11 RV60)

Nosotros como creyentes, como cristianos, aunque no lo veamos, aunque no lo entendamos estamos muy conectados con Israel. Muchas veces hablamos de “mi Cristo”. ¿Qué significa “Cristo”? UNGIDO. Pero ¿el ungido de quién? DE DIOS. Estamos cerca de la Segunda Venida del Señor. El escenario ya se está armando. Las noticias sociales, políticas y religiosas, nos dicen que Irán quiere destruir Israel; Siria, Líbano, Franja de Gaza, están alertas, porque se viene en este mes de Abril el 70° Aniversario del Estado de Israel. En estos días se está viendo más claro que el panorama se está montando para los eventos finales. Si uno estudia Apocalipsis, Daniel Zacarías y demás, lo puede ver. Pero qué importante que en estos tiempos nos encuentre bien parados.

El mensaje de los dos varones de vestiduras blancas: “Este mismo Jesús”.

Supongo que eran ángeles. “Este mismo Jesús” así como se fue, va a volver. Me llamó la atención  ”este mismo Jesús”.  ¿Cuántos Jesús tenemos? ¿Cuántos Jesús hay? En la Basícila de la Anunciación en Nazareth, Israel, donde se supone se le presentó el ángel a María, hay una galería de unos 30 ó 40 cuadros de cada país, donde se lo representa a Jesús. Cada país hizo un Jesús. Hay un Jesús africano, un Jesús chino, un Jesús asiático, un Jesús indio, un Jesús sueco, cada uno según las características y atuendo típicos de cada país. En realidad se trata de toda una distorsión. A veces el Jesús teológico, el Jesús místico, ocupa el lugar del verdadero Jesús, del Jesús histórico.  Inclusive esto ocurre a veces en el mismo mensaje cristiano. Las personas necesitan encontrarse con ese Jesús histórico, con Jesús el nazareno. Nazareno tiene un significado profético. Cuando un va a Isaías 11 va a encontrar  que allí hay un “renuevo”.

Del tronco de Isaí brotará un retoño;  un vástago nacerá de sus raíces. El Espíritu del Señor reposará sobre él:  espíritu de sabiduría y de entendimiento,  espíritu de consejo y de poder,  espíritu de conocimiento y de temor del Señor. (Isaías 11:1-2 NVI)

Brotará un renuevo de la raíz de Isaí. Ése es Jesús. El que guarda la raíz de David. Tenemos que seguir, tenemos que hablar de un Jesús histórico, de un Jesús real,  de ESTE MISMO JESUS. De un Jesús JUDÍO. Parece una obviedad, pero hay muchas personas que no saben. ¡Tu Salvador, es Judío!

En la palabra “ISRAEL”  están las letras en forma de un acrónimo. La palabra Israel significa “que peleó con Dios” y en la palabra están las letras iniciales de los patriarcas. Pero también son las primeras letras de “Yeshúa”, del nombre de “Jesús”. La segunda y la tercera, significan “príncipe”. Y Jesús es nuestro príncipe, nuestro príncipe de paz. Y “EL” es el nombre genérico de Dios. Es decir que acá está diciendo: “Jesús el príncipe de Dios”. Un mensaje profético.

Así como el Señor se va, de la misma manera va a volver. Y ¿dónde va a volver? Jesús ascendió desde el monte de Los Olivos. Ese mismo Jesús que se fue desde ese lugar, vuelve a ese lugar y de la misma manera. Esto nos habla de su compromiso y de que “mi Cristo” es el Mesías. El Mesías de Israel, pero también un Mesías para todas las naciones. En ese sentido y en ese orden. Esto de que vuelve de la misma manera, no es solo lugar, sino también está relacionado al programa. Hay un programa, un proceso de la Segunda Venida. Hubo un programa para la primera venida del Señor. Hay un programa para la Segunda Venida. A veces lo entendemos como un abrir y cerrar de ojos. Hay un evento, que es el rapto, que sí es en un abrir y cerrar de ojos. Pero lo demás es todo un proceso. Y en ese proceso, de alguna forma, ya sea por comisión o por omisión, vamos a ser protagonistas. Jesús no vino, murió en la cruz y se fue.

Vino con un precursor, que fue Juan el Bautista. Vuelve con un precursor, que fue Elías. Y Elías ya vino en la figura de Juan (Mateo 17:12). Pero hay aquí un proceso que nos tiene que abrir los ojos, que tenemos que entender que el programa de la Segunda Venida ya empezó. Creo que estamos mucho más cerca de la Segunda  que de la Primera Venida del Señor.

Para los judíos, el mundo va a tener siete mil años, incluyendo el Milenio. En sus cálculos ya estamos terminando el seis mil, así es que a este mundo le quedan unos mil años Milenio inclusive, así es que, año más, año menos, estamos cerca. No es necesario que creamos esto, pero sí entender los movimientos de Dios. En Jerusalén ya hay judíos cantando y alabando a Jesús como el Mesías. Irán, Turquía, Líbano, Rusia, Siria; Egipto en espera, a ver qué pasa en un futuro;  Jordania en espera, los árabes que aún no saben qué van a hacer, los enemigos de Israel. El escenario se está armando.

Animémonos con ese programa. Quizá no sos vos. Quizás es tu hijo, tu nieto. En Israel pesa mucho el tema del legado. El tema del legado, del linaje, está mucho más presente que en nuestra cultura. ¿Para qué Dios te puso en la Iglesia? Hay un propósito que es mucho más trascendente. Que el Señor nos abra los ojos y podamos preguntarnos “Señor, ¿En dónde encajo yo en esta Segunda Venida?”

Hubo una mayoría que no entendió la Primera Venida del Señor. Una minoría que sí. Con la Segunda Venida va a ser lo mismo. Una minoría va a poder entender de qué se trata. Una mayoría no. Esto está así profetizado. Va a ser como en los días de Noé. Estaba cada uno en lo suyo hasta que cayó sobre ellos el juicio. Nosotros tenemos el Espíritu Santo para estar alertas y alineados con lo que Dios quiere hacer con nosotros hoy acá en Argentina. La Segunda Venida va a tener un impacto mundial y cada lugar es importante. Mendoza es importante, Godoy Cruz es importante en los planes de Dios. Les animo que busquen el propósito y el llamado de Dios. Muchos años estuvimos buscando un propósito un llamado de Dios y Dios nos sorprendió. Por eso no se desanimen. Fue así con nosotros y también puede ser con Ustedes. ¿Amén? Dios les bendiga!

Imagen: human-2136095 https://pixabay.com

Comentarios

Los más vistos del mes

TRANSITANDO CON LA ANGUSTIA II

"DÍA DE LA MADRE" en Argentina

Hijo mío, escucha las correcciones de tu padre y no abandones las enseñanzas de tu madre. Proverbios 1:8 (NVI)
"Día de la madre"

PEDIR PERDÓN y PERDONAR

¿pasa algo si no obedecemos en esto?

Por: Pastor Diego Brizzio
Iglesia Cristiana Evangélica "Sígueme"
España 155 - Godoy Cruz - Mendoza - Argentina