Ir al contenido principal

El año agradable del Señor

EL AÑO AGRADABLE DEL SEÑOR
Lucas 4:14-21

Síntesis del mensaje compartido por Joaquín Ravanelli el 23/10/2016.
IGLESIA CRISTIANA EVANGELICA "SIGUEME"
España 155 – Godoy Cruz – Mendoza, República Argentina.



Los eventos previos en la vida de Jesús:

Jesús deja Nazareth y se encuentra con Juan el Bautista para ser bautizado, a los efectos de que como está escrito, se cumpla toda justicia.

Ese día desciende el Espíritu Santo sobre Él, donde la Santísima Trinidad se hace visible ante los ojos de una multitud: el Espíritu Santo que se manifiesta en forma visible sobre Jesús descendiendo como paloma sobre Él; la voz de Dios el Padre que se torna audible y dice “Este es mi Hijo Amado…”;  y el mismo Jesús, el Hijo, en las aguas del Jordán siendo bautizado por Juan (Lucas 3:21 y 22).

Luego, Jesús es llevado por el Espíritu al desierto durante 40 días y finalmente enfrentar la tentación de Satanás.

Y luego… ¿qué pasó?
“… hoy se ha cumplido esta Escritura delante de vosotros...” (Lucas 4:21) la profecía que se halla en Isaías 61:1 y 2a)

“El Espíritu del Señor está sobre mí,  Por cuanto me ha ungido para dar buenas nuevas a los pobres;  Me ha enviado a sanar a los quebrantados de corazón;  A pregonar libertad a los cautivos,  Y vista a los ciegos;
 A poner en libertad a los oprimidos;  A predicar el año agradable del Señor.” (Lucas 4:18 y 19 RVR )

Jesús vivió en Nazareth casi toda su vida. Tenía treinta años cuando comenzó su ministerio. Entre que deja Nazareth y viaja para encontrarse con Juan para ser bautizado y luego los 40 días en el desierto y finalmente se encuentra de nuevo en su ciudad de residencia, debieron haber transcurrido aproximadamente unos dos meses.  Debió tener una intensa preparación.

En estos pasajes, me parece distinguir al menos DOS importantes secciones y cada una de ellas con importantes tópicos para tener en cuenta:

I - PRIMERA SECCION: (vv. 14-16)

1-Se difundió su fama. Hoy en día con los medios de comunicación actuales (TV, Internet, etc.) las personas pueden obtener más fácilmente fama y notoriedad. Hay muchas personas famosas. Pero en aquella época no existían estos medios. La fama y notoriedad se conseguía a través del Gran Impacto del “boca a boca”. Por lo tanto era difícil hacerse famoso y habían pocas personas famosas. Sin embargo, “se difundió su fama por toda la tierra de alrededor” (Lucas 4:14).
En lo que a mí respecta: ¿Cómo me están conociendo? ¿Cómo me conocen a mí? ¿Qué case de testigo fiel soy con todos los medios disponibles?

2-Aprovechó el tiempo. Entre que caminaba hacia su ciudad de residencia no estuvo solo ni aislado, ni lo hizo en silencio. Fue ministrando y hablando a las gentes.
En lo que a mí respecta: ¿Soy luz en mi entorno? ¿Hablo de Dios o testifico?

3-Glorificado por todos. “Y todos daban buen testimonio de él, y estaban maravillados de las palabras de gracia que salían de su boca, y decían: ¿No es éste el hijo de José?” (Lucas 4:22). Inclusive los alguaciles del templo, gente dura, ruda, hablaban bien de Él (Juan 7:46). Antes, Pedro mismo, un hombre rudo, impulsivo, había reconocido esto: “Señor, ¿a quién iremos? Tú tienes palabras de vida eterna” (Juan 6:68).
En lo que a mí respecta: ¿Glorifico a Dios por su Palabra?

4-Acostumbraba asistir al templo y leer su Palabra. … y en el día de reposo entró en la sinagoga, conforme a su costumbre, y se levantó a leer. “ (Lucas 4:16)
En lo que a mí respecta: Es mi costumbre venir a la iglesia. Está todo bien…  pero… ¿en qué forma y con qué frecuencia participo?

II - SEGUNDA SECCION (vv. 17-21) Jesús en cumplimiento de la profecía y para qué vino.

1-Jesús el Ungido, el Elegido, el Espíritu Santo sobre Él.
Es la única vez en que se manifiesta el Espíritu Santo en forma física y ante una multitud.
“El Espíritu del Señor está sobre mí”, había dicho Isaías 680 años antes (Isaías 61:1 y 2). En dos meses Jesús estaba de vuelta y dice: “El Espíritu de Dios está sobre mí” aplicando la profecía de Isaías 61:1 y 2 a sí mismo y proclamando que viene a predicar el “Año Agradable del Señor”.

2-Para dar buenas nuevas a los pobres. ¿Quiénes son “los pobres” a los que se refiere el Señor? ¿Gente de bajos recursos económicos? En términos de valores y dinero, la línea de pobreza es bastante relativa. Jesús hablaba de los pobres en espíritu, de los mismos de los que habló en el Sermón del Monte, cuando dice “bienaventurados los pobres…” (Mateo 5:3). Venía a dar buenas nuevas a los de corazón abierto, a los humildes en espíritu. ¿A qué pobres? A cualquier persona que no conoce las riquezas de una vida en Cristo.

Podemos conocer a Jesús, pero ser pobres si aún hay orgullo en nuestro corazón.

3-Para sanar a los quebrantados de corazón. ¿Qué es un “quebrantado” de corazón? Un arrepentido de corazón, uno que reconoce su pecado y siente profundo pesar por causa de él. Uno que reconoce que después de eso ya no queda más nada y sabe que vive destituido de la Gloria de Dios (Romanos 3:23). Un alma que llora y suplica perdón.

4-Para proclamar libertad a los cautivos. ¿Qué cautivos? ¿Los privados de libertad? Sí, a ellos también. Los que no conocen a Cristo, los que viven cautivos de sus pecados, de adicciones, que sufren la vergüenza de pecados ocultos de los que no se pueden librar, cautivos del dinero,  del mundo y de la vanidad de este mundo. En este sentido, hay personas que ostentan sus títulos. Los títulos sirven, pero nos volvemos cautivos de ellos cuando nosotros nos hacemos parte del título.
El preso quiere la libertad. ¿Y nosotros? ¿Qué esperamos para cederle el gobierno de nuestra vida a Jesús para que nos haga libres?

Jesús vino a libertar a los cautivos y a nosotros también, que aún vivimos cautivos de algún pecado.

“Y conocerán la verdad, y la verdad los hará libres” (Juan 8:32 NVI)

5-Para darle vista a los ciegos. Para los que no ven, vean… y los ciegos también!

“¿Qué es más fácil,  decir:  'Tus pecados quedan perdonados',  o decir:  'Levántate y anda'? Pues para que sepan que el Hijo del hombre tiene autoridad en la tierra para perdonar pecados -se dirigió entonces al paralítico-: Levántate,  toma tu camilla y vete a tu casa. (Mateo 9:5 y 6 NVI) El venía a ejercer AUTORIDAD.

“Entonces Jesús dijo: -Yo he venido a este mundo para juzgarlo,  para que los ciegos vean, y los que ven se queden ciegos.” (Juan 9:39 NVI)

En clara referencia hacia los fariseos que creían que la tenían clarísima y estaban  ciegos en su propia vanidad, religiosos que no ven ni dejan ver. Jesús se enojó con la vanidad de los religiosos. Es más fácil decir a alguien caído “Levantate!” que decirle: “¿En qué te puedo ayudar?”

No permitamos que Satanás nos engañe y cerremos los ojos a la autoridad de Jesús.

6-Para poner en libertad a los oprimidos. ¿Qué “oprimidos”? Las viudas, los huérfanos, los que clamaban por justicia, las víctimas de los recaudadores de impuestos… No han cambiado mucho las cosas hoy en día desde los últimos dos mil años, parece…

La importancia de conocer y seguir las enseñanzas de Jesús.

“Así que si el Hijo los libera, serán ustedes verdaderamente libres” (Juan 8:36 NVI)

7-A PREDICAR EL AÑO AGRADABLE DEL SEÑOR. En Levítico cap. 25 se establece el año del Jubileo. Después de siete semanas de años (Lev. 25:8) debía celebrarse el año 50. Ese año no se sembraba, no se cosechaba. El que había sido vendido a otra familia para pagar una deuda, volvía con los suyos; inclusive la tierra volvía a su tenedor de origen.  No tenían autoridad de vender, sólo hacer arriendos de la tierra por determinado número de años y siempre con miras al año del jubileo, ya que los contratos no debían exceder ese año. Todo volvía al punto de origen. Y ese era el contexto de Isaías cuando habló del “Año agradable del Señor”.

Nosotros hemos sido creados originalmente para Gloria de Dios, no obstante, el pecado nos ha destituido de ella (Romanos 3:23).

En cambio, NO POR MERITOS PROPIOS “sino teniendo libertad para entrar en el Lugar Santísimo por la sangre de Jesucristo” (Hebreos  10:19) hoy nos encontramos en el período de Gracia, en el Año Agradable del Señor, toda vez que no toda la profecía de Isaías está cumplida. Entretanto viene el cumplimiento de la segunda parte del texto de Isaías 61:2, que Jesús no citó, este es el Año Agradable del Señor. Un tiempo en que aún podemos recibir el perdón de los pecados para nuestras almas.

Que venga rápido! A veces decimos con ansiedad cansados de tanta injusticia, sufrimiento. Pero aún quedan muchos cautivos  por libertar, muchos ciegos por ver.

“Así, pues, nosotros, como colaboradores suyos, os exhortamos también a que no recibáis en vano la gracia de Dios. Porque dice:  En tiempo aceptable te he oído, Y en día de salvación te he socorrido. He aquí ahora el tiempo aceptable; he aquí ahora el día de salvación.”
(II Corintios 6:1 y 2 RVR1960)

Cuando Juan el Bautista desde la cárcel, envía a su gente a preguntar a Jesús “¿Eres tú aquel que había de venir, o esperaremos a otro?”, Jesús les dice: “Id, y haced saber a Juan las cosas que oís y veis.” (Mateo 11 2:-6)

HOY es tiempo aceptable. HOY es el día para SALVACION.
HOY es el AÑO AGRADABLE DEL SEÑOR.

Imagen: https://stocksnap.io/ Todos los derechos reservados.

Comentarios

  1. Gracias por tu trabajo Luis. Muy buen resumen del mensaje. Dios te bendiga!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, muchas gracias por saber ver el valor de este trabajo.
      Dios te bendice, mi hermano! Abrazo. Tu hno. Luis

      Eliminar

Publicar un comentario

Tu comentario nos interesa

Los más vistos del mes

LA RELACIÓN AMOROSA I

Texto del mensaje compartido por el Pastor Diego Brizzio y Ricardo Palacio el 23/09/2018 Iglesia Cristiana Evangélica “Sígueme” España 155-Godoy Cruz-Mendoza- Argentina

Acceda al AUDIO de este mensaje haciendo click AQUÍ
La relación amorosa (I) Dios, el gran diseñador ¿De dónde estamos sacando nuestra manera de entender y de vivir la relación amorosa? ¿De la TV, de Internet, de los amigos y la calle, de la relación de nuestros padres y de los familiares? Eso puede ser muy grave. Hoy vamos a ver algo de lo que Dios dice sobre la misma. De allí tenemos que sacarlo. Eso nos hará felices a largo plazo. I.Les cuento un poco de mi relación amorosa: yo me convertí a los 16 años de edad. Obviamente, yo va venía mirando chicas, pero desde ahí empecé a buscar una chica cristiana. Buscaba en la iglesia, buscaba en los encuentros de jóvenes o conferencias, buscaba en los campamentos… buscaba en todos lados; andaba siempre con los radares alertas. A los 18 fui a San Luis, a una conferencia, y mis rad…

LA RELACION AMOROSA II

Texto original del mensaje compartido por Ricardo Palacio el 30/09/2018
Iglesia Cristiana Evangélica "Sígueme"
España 155 - Godoy Cruz - Mendoza - Argentina


Acceda al AUDIO del presente mensaje desde AQUÍ

Siguiendo con el tema de la Relación Amorosa, puntualmente hoy veremos el Noviazgo puntualmente. Pero antes, solo para recordar el último punto del mensaje pasado…que hacíamos en el tiempo previo cuando hay un sentimiento que perdura. ·Orar para que el Señor traiga Paz a Mi Corazón para decidir si acercarme · Acercarse a la otra persona y contarle sobre mi sentimiento. ·Contarle a Mis Papás. ·Hablarlo con un Consejero Cristiano. ·No confundir esta etapa con el Noviazgo. No actuar como Novios sino lo somos.
1.¿Cómo iniciar una relación amorosa seria, cuando todo lo anterior ha sido positivo? Se deja claro con la otra persona, con su familia y delante de la iglesia (no se hace nada a escondidas, se oficializa). Esto refuerza la seriedad y el compromiso.
Dice Hageo 1 Dice, meditad bi…

COMPARTIENDO DE JESÚS EN MI ENTORNO

Por: Pastor Carlos Musso
Iglesia Cristiana Evangélica "Sígueme"
España 155 - Godoy Cruz - Mendoza - Argentina