Ir al contenido principal

Final de ciclo: Lo dice en Serio-La Obediencia te evita la ruina

Último mensaje del Ciclo: “Lo dice en serio”
La obediencia te evita la ruina
Síntesis del mensaje compartido por el Pastor Diego Brizzio el 25/02/2018
Iglesia Cristiana Evangélica “Sigueme”
España 155-Godoy Cruz-Mendoza-Argentina

(Muestra un video de las recientes inundaciones en el norte de nuestro país, donde el agua arrastra con ímpetu vehículos de gran porte, inclusive casas, con el objeto de ilustrar el pasaje bíblico de la casa que no tenía fundamento y cayó cuando vino la inundación).

Para descargar el audio de este mensaje, click aquí.
Seleccionar botón rojo "Descargar"

 ¿Por qué me llamáis,  Señor,  Señor,  y no hacéis lo que yo digo? Todo aquel que viene a mí,  y oye mis palabras y las hace,  os indicaré a quién es semejante. Semejante es al hombre que al edificar una casa,  cavó y ahondó y puso el fundamento sobre la roca;  y cuando vino una inundación,  el río dio con ímpetu contra aquella casa,  pero no la pudo mover,  porque estaba fundada sobre la roca. Mas el que oyó y no hizo,  semejante es al hombre que edificó su casa sobre tierra,  sin fundamento;  contra la cual el río dio con ímpetu,  y luego cayó,  y fue grande la ruina de aquella casa. (Lucas 6:46-49 RV60)

Así que,  por sus frutos los conoceréis. No todo el que me dice:  Señor,  Señor,  entrará en el reino de los cielos,  sino el que hace la voluntad de mi Padre que está en los cielos. Muchos me dirán en aquel día:  Señor,  Señor,  ¿no profetizamos en tu nombre,  y en tu nombre echamos fuera demonios,  y en tu nombre hicimos muchos milagros? Y entonces les declararé:  Nunca os conocí;  apartaos de mí,  hacedores de maldad. Cualquiera,  pues,  que me oye estas palabras,  y las hace,  le compararé a un hombre prudente,  que edificó su casa sobre la roca. Descendió lluvia,  y vinieron ríos,  y soplaron vientos,  y golpearon contra aquella casa;  y no cayó,  porque estaba fundada sobre la roca. Pero cualquiera que me oye estas palabras y no las hace,  le compararé a un hombre insensato,  que edificó su casa sobre la arena; y descendió lluvia,  y vinieron ríos,  y soplaron vientos,  y dieron con ímpetu contra aquella casa;  y cayó,  y fue grande su ruina. (Mateo 7:20-27 RV60)

Entre los simpatizantes de Jesús, en particular dentro de la Iglesia, hay dos tipos de personas: el OYENTE OBEDIENTE (OO) y el OYERNTE DESOBEDIENTE (OD).

¿Qué es “sabio”? ¿Simplemente como alguien intelectualmente listo, académicamente instruido? ¡NO! En la Biblia la palabra “sabio” quiere decir: “alguien que sabe cómo conducir su vida hacia un buen final.” Como alguien que sabe ajustar su vida para llegar al mejor final. El sabio según Cristo, es el oyente obediente.

Cristo deja en claro que el sabio es el OO, por tres razones:

I.                    Porque quiere un lugar en el Reino de los Cielos.

Querer evitar un lugar de tormento perpetuo y en su lugar, vivir una eternidad en la presencia de Jesucristo en el Reino de los Cielos, es lo más básico de la sabiduría. Esto es lo más elemental de la sabiduría, de la sensatez.

Muchos queremos un lugar para vivir, cómodo, fresco. Porque queremos escapar de lo ardiente, de lo sofocante. Gozar, disfrutar de un buen lugar. Jesucristo nos está diciendo que el creyente obediente es sabio porque está queriendo un lugar en el Reino de los Cielos.  

¿Estás queriendo un lugar en el Reino de los Cielos?

II.                  Porque sabe que antes será presentado delante de Cristo.

El OO sabe que precisamente antes que llegue el Reino de los Cielos será presentado delante de Cristo. Sabe que va a venir torrente impetuoso y que va a arremeter contra su casa. Sabe que antes de que llegue el Reino de los Cielos va a tener que pasar por la presencia de Cristo.

·         Esta presentación será de carácter ineludible. No va a poder decir que “no” ni aplazarla, ni posponerla indefinidamente (Romanos 14:12; Mateo 12:36 y 16:27; I Pedro 4:5).

De manera que cada uno de nosotros dará a Dios cuenta de sí. (Romanos 14:12 RV60)

·         Esta presentación será para un examen exhaustivo. Sacará a la luz todas y cada una de las cosas de su vida. Cada deseo, cada intención, cada acción, cada plan, cada experiencia del corazón. Será un análisis exhaustivo de toda tu vida.

en el día en que Dios juzgará por Jesucristo los secretos de los hombres,  conforme a mi evangelio. (Romanos 2:16 RV60)

Porque no hay nada oculto que no haya de ser manifestado;  ni escondido,  que no haya de salir a luz. (Marcos 4:22 RV60)

Así que,  no juzguéis nada antes de tiempo,  hasta que venga el Señor,  el cual aclarará también lo oculto de las tinieblas,  y manifestará las intenciones de los corazones;  y entonces cada uno recibirá su alabanza de Dios. (1 Corintios 4:5 RV60)

·         Esta presentación será para un dictamen justo. Después de este análisis profundo, exhaustivo de tu vida, Jesús DICTAMINARÁ OFICIALMENTE lo que te corresponda.

Hay dos alternativas posibles: 

o   Un dictamen de SALVACIÓN para INCLUSIÓN en el Reino de los Cielos.
o   Un dictamen de CONDENACIÓN para EXCLUSIÓN del Reino de los Cielos.

¿Vivís consciente de esto?

MUCHAS PERSONAS VIVEN SU VIDA COMO SI CREYERAN QUE JAMÁS VAN A TENER QUE RENDIR CUENTAS DE NADA.

El creyente Oyente Desobediente (OD) es ingenuo, es tonto.

III.                Porque se prepara bien para ser presentado delante de Cristo.

El Oyente Obediente (OO) se prepara con la OBEDIENCIA.

·         Con la Obediencia de la Fe (Hechos 6:7; Romanos 1:5). Es el paso de fe y obediencia inicial, primaria, el de la conversión. Es el paso de obediencia que consiste en responder con confianza personal al mensaje del Evangelio de Jesucristo. Es el paso de obediencia que me hace reconocer que soy un pecador, que he ofendido a Dios muchas veces y de muchas maneras. Es la obediencia primera que me lleva a arrepentirme de mis pecados y a reconocer que no puedo hacer absolutamente nada por mi propia cuenta para remediarlo, para ser limpiado. Es aceptar que solamente Jesucristo fue a la muerte en la cruz en mi lugar y por ello es mi Salvador. Es ACEPTAR el PERDÓN que Jesucristo está ofreciendo a cada uno de los pecadores. Por eso es sabio: porque sabe que no tiene oportunidad si no va delante de la presencia de Dios por medio de Jesucristo.

·         Con la obediencia integral (Hechos 19:18 y 19; Santiago 2:14 – 26). La fe primera de inmediato da lugar a la OBEDIENCIA INTEGRAL, es decir la obediencia en todas y cada una de las áreas de tu vida. Es la obediencia que mueve el proceso de ir abandonando, erradicando paulatinamente todo lo malo que hay en nosotros  e ir adquiriendo todo lo bueno que hay en Jesucristo, con la ayuda del Espíritu Santo, desde lo más profundo e invisible hasta lo más superficial y visible.
Es el paso que le sigue a la Obediencia de la Fe. El que cree tiene que evidenciarlo en el modo de vivir. Quien no ha manifestado ninguna mejoría, debe poner en duda que ha obedecido a la Fe. Es mejor que revises tu supuesta evidencia de obediencia a la fe. El Oyente Desobediente (OD) se preparó, pero sólo superficialmente. Es el que creyó que bastaba sólo con tratarlo de “Señor, Señor”.

¿Nos estamos preparando bien para ser presentados delante de Jesucristo antes de que llegue el Reino de los Cielos? Si no te sentís incómodo con la clase de vida que estás llevando, es hora de revisar si realmente has obedecido a la fe.


Foto: https://stocksnap.io Todos los derechos reservados.

Los más vistos del mes

IDEOLOGIA DE GENERO

Por: Lic. Diego Brizzio


ESFUÉRCENSE POR CULTIVAR LA UNIDAD I

Por: Pastor Diego Brizzio


Para acceder al audio ( * ) de este mensaje, click AQUÍ.
Para acceder al video "El no congregarme habla de que algo no anda bien en mi vida", click AQUÍ.

CÓMO APROVECHAR LA NAVIDAD - Pte.I

Por: Joaquín Ravanelli


Acceda al AUDIO de este mensaje haciendo click AQUÍ.