Ir al contenido principal

El monito

El “monito”
Por: Luis Caccia Guerra para http://www.devocionaldiario.com

Nadie recuerda con certeza de dónde vino ni mucho menos el momento exacto en que el “monito” comenzó a ser parte de la vida de nuestra hija, y por lo tanto de nuestra familia. El “monito” es nada más ni nada menos que un pequeño peluche que tampoco se sabe a ciencia cierta qué clase de bicho es. Puede ser un leoncito, un osito, un ratoncito… ni ella lo sabe. Por cierto: tampoco es justamente el más bonito de los más de cincuenta peluches que hoy, a pesar de sus 17 años de edad, aún conserva desde su niñez.

Lo que sí sabemos con certeza, es que el “monito” apareció un día en casa entre sus cosas, después de un prolongado período de internación hospitalaria durante los primeros años de su vida. Fue un período de intenso dolor, incertidumbre, oscuridad y sufrimiento. Tal vez alguna voluntaria, doctor, enfermera o compañerito de habitación, se lo dio en uno de esos momentos más tristes y dolorosos de su vida. Tal vez alguien lo depositó tiernamente junto a su cabecita y ahí estaba haciéndole compañía cuando salió del estado de coma o despertó de alguna de las varias intervenciones quirúrgicas que tuvo que afrontar para salvar su vida. La verdad, no lo sabemos y ella tampoco lo recuerda, pero damos las Gracias a Dios por esa bella actitud que alguien tuvo con nuestra hijita.

Como ni ella misma sabe qué es, le puso “Monito” y así quedó. Hoy, tal vez el más feo de sus peluches, aún continúa ocupando un sitio muy especial en su corazón. Y nosotros, como padres, hemos preferido en todo momento conservar una respetuosa actitud con su sentir. No le importó lo que era ni su apariencia. Ella lo amó intensa e incondicionalmente, le puso un nombre, en sus fantasías de niña lo trajo a la vida y con sus afectos lo hizo parte de la suya. Lo amó más que a ningún otro, por cierto.

Esta relación afectiva con ese peluche insignificante a los ojos del mundo, pero tan valioso para ella, me enseñó algo acerca de mi Señor y su relación conmigo.

Yo mismo fui como ese juguete, feo e insignificante; sin valor a causa de la multitud de mis pecados. No obstante ello, y a pesar de mí, el Señor me amó con un amor incondicional, me trajo a la vida; me puso un nuevo nombre en la Gloria, me preparó un lugar donde vivir junto a su corazón y ¡por toda una Eternidad!.

Hoy, me gozo en gran manera y no puedo evitar las lágrimas al momento de escribir esto.

Amigo/a: no importa cómo eres ni lo que eres. No importa qué hiciste o lo que fuiste. Si hay algo que el Señor no puede hacer, es DEJAR DE AMARTE.

En esto consiste el amor: no en que nosotros hayamos amado a Dios, sino en que él nos amó a nosotros, y envió a su Hijo en propiciación por nuestros pecados.
(1 Juan 4:10 RV60)
Aviso Legal: La imagen que ilustra el presente artículo procede de www.devocionaldiario.com
Todos los derechos reservados.

Comentarios

Los más vistos del mes

La importancia de la madurez espiritual

La importancia de la madurez espiritual Síntesis del mensaje compartido por el Pastor Rubén Strack el 15/04/2018 29° Aniversario Iglesia Cristiana Evangélica “Sígueme” España 155 Godoy Cruz Mendoza Argentina
Hno. RUBEN STRACK
Acceda al video de este mensaje desde AQUÍ
Cuando Diego me pidió un tema para compartir en esta oportunidad con la Iglesia, pedí al Señor me lo revelara en el corazón y me lo lleve a la mente. Y es el tema de la inmadurez que hay dentro de las Iglesias, en los jóvenes, en los mayores.
Hoy en día el avance más grande que hay en el mundo, es el avance de la comunicación. Imagínense 20 ó 30 años atrás. Yo vengo de un lugar muy pequeño, un pueblito donde éramos cien habitantes, donde no había mucha información de noticias, había un solo canal de televisión por aire y éste era en blanco y negro. La otra alternativa era la radio. Si tenías pilas escuchabas radio, si no tenías pilas no escuchabas radio. Y para conseguir las pilas ¡tenías que viajar“una pila de kilómetro…

HACIA UNA FAMILIA MEJOR-MJE.3: Cinco pasos que los casados deben dar, conforme al diseño divino de Dios

Por: Diego Brizzio


HACIA UNA FAMILIA MEJOR-MJE.2: PASOS QUE LOS NO CASADOS DEBEN DAR DE ACUERDO AL DISEÑO DE DIOS

Por: Diego Brizzio