Ir al contenido principal

Espíritu de colaboración



Espíritu de colaboración
Por: Luis Caccia Guerra para www.devocionaldiario.com


E
n cierta oportunidad me tocó trabajar en un medio en el que el espíritu de colaboración y la buena voluntad estaban mal mirados.
¿Cómo puede ser posible semejante barbaridad?
Pues, bien, estimados lectores, les tengo malas noticias. Existen medios; inclusive iglesias, en donde el espíritu de colaboración, la buena voluntad y el concepto de trabajo en equipo muy lejos de ser “bienvenidos”, son “malvenidos”. Y aquí no hablamos del “entrometido”, de ése que aparece sin que nadie lo llame. Ese que cuando se le solicita su opinión desaparece, pero aparece intempestivamente cuando no se la requiere. También estuve en una comunidad así, pero ese es tema de otro libro.

Recuerdo en una oportunidad, la líder del programa de Navidad me habló de una participación en la presentación. Le manifesté mis ideas dentro de lo que es el uso de multimedios. Mi propuesta, en realidad no cambiaba en nada lo que ya estaba, por decirlo de algún modo “guionado”, lo que ya estaba planeado hacer. Simplemente añadía efectos y vistas atractivas e interesantes a lo que ya estaba pensado hacer. Pues bien: recibí un rotundo “NO” por respuesta. Lo vieron como una alteración, además de como una intromisión. “-Aquí no se va a cambiar nada de lo que hemos pensado hacer” fue la respuesta.

Obviamente, me desligué del asunto. No hay peor cosa que forzar una intervención donde no se es “bienvenido”, o como dije antes: se es “malvenido”. Poco después, asistí a la presentación “tan cuidadosamente planeada” por esa líder. ¡Un desastre!. ¡Qué mediocridad!

Hace poco viví una situación parecida en otro sitio. Intenté resolver un problema del cual conocía la solución, pero resulta que quien estaba a cargo estaba ocupado en otra cosa y no podía resolverlo en ese momento. Toda mi intención fue colaborar y ayudar… pero alguien encontró mal mi actitud y se las arregló para crearme problemas con eso.

No entendía nada… Pero pronto el Espíritu del Señor me mostró el problema: La gente mediocre no ve espíritu de colaboración. Es que no lo tiene, por lo tanto no lo conoce. Lo que ve es una intromisión, una invasión de territorio; ESTRATEGIA en vez de buena voluntad.

Es como si tuviera puestas gafas de sol. Cada uno ve las cosas con el tinte  del color de las gafas que tiene puestas. Hay personas tanto en el ámbito secular como aún dentro de la misma iglesia, que se manejan con ESTRATEGIAS. Cada paso de sus vidas es un movimiento estratégico destinado o encaminado a conseguir algo o producir cierto efecto y obtener con ello un rédito. Y cree que el resto del mundo se conduce de  la misma manera, por lo tanto muy lejos de discernir espíritu de colaboración, ve ESTRATEGIAS, intromisiones, intentos de manipulación, invasión de terreno; en las actitudes del prójimo. En pocas palabras… ve las cosas de acuerdo a lo que hay en su corazón.

Nada hagáis por contienda o por vanagloria;  antes bien con humildad,  estimando cada uno a los demás como superiores a él mismo;
(Filipenses 2:3 RV60)

Porque todo lo que hay en el mundo,  los deseos de la carne,  los deseos de los ojos,  y la vanagloria de la vida,  no proviene del Padre,  sino del mundo.
(1 Juan 2:16 RV60)


Aviso legal: el trabajo gráfico que ilustra el presente artículo es propiedad de www.devocionaldiario.com

Comentarios

Los más vistos del mes

La importancia de la madurez espiritual

La importancia de la madurez espiritual Síntesis del mensaje compartido por el Pastor Rubén Strack el 15/04/2018 29° Aniversario Iglesia Cristiana Evangélica “Sígueme” España 155 Godoy Cruz Mendoza Argentina
Hno. RUBEN STRACK
Acceda al video de este mensaje desde AQUÍ
Cuando Diego me pidió un tema para compartir en esta oportunidad con la Iglesia, pedí al Señor me lo revelara en el corazón y me lo lleve a la mente. Y es el tema de la inmadurez que hay dentro de las Iglesias, en los jóvenes, en los mayores.
Hoy en día el avance más grande que hay en el mundo, es el avance de la comunicación. Imagínense 20 ó 30 años atrás. Yo vengo de un lugar muy pequeño, un pueblito donde éramos cien habitantes, donde no había mucha información de noticias, había un solo canal de televisión por aire y éste era en blanco y negro. La otra alternativa era la radio. Si tenías pilas escuchabas radio, si no tenías pilas no escuchabas radio. Y para conseguir las pilas ¡tenías que viajar“una pila de kilómetro…

HACIA UNA FAMILIA MEJOR-MJE.3: Cinco pasos que los casados deben dar, conforme al diseño divino de Dios

Por: Diego Brizzio


HACIA UNA FAMILIA MEJOR-MJE.2: PASOS QUE LOS NO CASADOS DEBEN DAR DE ACUERDO AL DISEÑO DE DIOS

Por: Diego Brizzio